Valientes

Se nos llamaba el sexo débil porque la mujer no iba al campo de batalla, no mataba, no empezaba guerras, no se peleaba por un pedazo de tierra, no intentaba imponer su voluntad al resto y no aprendía a usar un arma desde pequeña.

Se miraba a otro lado para no ver que ellas sacrificaban su vida para ofrecérsela al aburrimiento, a las horas muertas, a cuidar siempre a otro que no fuera ella, a esperar, a soportar, a vivir siempre sabiendo que era menos importante que cualquier hombre, que era prescindible, que su opinión no contaba para nada y sólo decía tonterías.

Aún hoy en día hay muchos que dicen ‘¿qué ha hecho la mujer de importante en la historia?’ cuando saben que siempre se las ha apartado de la educación, se las ha machacado en ocasiones tratándolas como ganado, se las ha ninguneado para que no fueran autosuficientes y siempre dependieran de un hombre que prácticamente se las compraba a su propio padre, para convertirlas en madre, sirvienta y meretriz.

¿Qué ha hecho la mujer?

Ya sabemos mucho sobre la cantidad de escritoras que tuvieron que usar un seudónimo masculino para poder ver publicados sus libros y ser tomadas en serio. Pero no sólo ahí han estado siempre ocultas entre las sombras (qué siniestro me ha quedado).

Se habla de Pitágoras, Platón o Sócrates. Cuando piensas en filosofía siempre te viene a la mente la imagen del típico viejete con barba y túnica. Nunca te vendrían a la cabeza nombres como Théano de Crotona, Themistoclea de Delfos, Aspasia de Mileto, Diotima o Hypatia de Alejandría (sí, la de la peli Ágora). El que no te vengan esos nombres a la cabeza es lógico y normal dado a lo complicaditos que son y porque no son personajes que se suelan estudiar.

Defiende tu derecho a pensar, porque incluso pensar de manera errónea es mejor que no pensar.

Defiende tu derecho a pensar, porque incluso pensar de manera errónea es mejor que no pensar.

¿Qué ha inventado la mujer?

Aquí, en cuanto a inventoras o descubridoras, la respuesta rápida siempre es Marie Curie. Pero hay muchas más.

Lillian Moller Gilbreth inventó el refrigerador con estantes, la batidora, el cubo de basura con pedal, Josephine Cochran inventó el lavavajillas sin el cual mi vida sería triste y miserable y Mary Anderson el limpiaparabrisas.

Entiendo que en este momento estas pensando que sólo inventan cosas para limpiar o para casa. ¿A que sí? Pues sigo para que no te quedes con esa idea.

Hedy Lamarr inventó un sistema de comunicaciones secretas, basado en la conmutación de frecuencia, la actual base del funcionamiento del WiFi y el 3G, Stephanie Kwolek inventó el chaleco antibalas, Grace Murray desarrolló el lenguaje COBOL, destinado a eliminar las incompatibilidades entre equipos en los primeros tiempos de la informática, Letitia Geer la jeringa médica, Ángela Ruiz Robles  fue la precursora de las tablets y los eBooks. Pero el invento más importante de todos lo hizo Ruth Wakefield con sus galletas con chispas de chocolate.😀

Construye un altar. Gracias a ella tienes WiFi y 3G.

Construye un altar. Gracias a ella tienes WiFi y 3G.

A pesar de ir andando por caminos llenos de zancadillas y empujones, la mujer ha logrado estar presente en todos los campos. Pero donde realmente ha destacado su valentía ha sido en la lucha por la igualdad de derechos.

Y no me refiero sólo a todas esas mujeres que lograron el voto para la mujer, me refiero al uno contra todos, a la lucha de una mujer en contra del resto de la sociedad.

Todo el mundo recuerda la figura de Oscar Schindler gracias a la película de Steven Spielberg, pero poca gente sabe quien es Irena Sendler, a pesar de haber salvado la vida de más de 2.500 niños jugándose la vida y soportando posteriormente torturas por parte de los nazis. Y los nazis en cuanto a torturas sabían mucho.

Tras conocerse su historia se ha hecho una película ‘The Courageous Heart of Irena Sendler’, protagonizada por Anna Paquin.

¿Trascenderá tanto como La Lista de Schindler?

¿Trascenderá la película tanto como La Lista de Schindler?

Rosa Parks fue una figura importante del movimiento por los derechos civiles en EEUU,  por negarse a ceder el asiento a un blanco y moverse a la parte de atrás del autobús como estaba obligada a hacer por el color de su piel. Acabó en la cárcel pero mereció la pena.

El autobus llegó donde tenía que llegar

No, gracias caballero. Desde aquí tengo mejores vistas.

Bobbi Gibb se inscribió en la Maratón de Boston que hasta entonces únicamente había estado protagonizada por hombres.

Un año más tarde Kathrine Switzer se inscribió en la misma maratón repateando los higadillos de los más intransigentes. Por suerte algunos de los corredores la escoltaron hasta el final de la carrera y Kathrine Switzer, tras la acción de su predecesora ayudó a normalizar la participación de las mujeres en algo tan insólito como correr.

Este hombre no sería muy fan de Los Vigilantes de la Playa.

Ese juez de la maratón no sería muy fan de Los Vigilantes de la Playa.

Y ahora piensa que nunca lo tenemos fácil, que llegar a donde estamos no ha sido cosa de un día, que no es un puesto que tengamos asegurado y que cada día nos intentan dejar atrás por mucho que empujemos. Porque las trabas nos las ponen hombres y mujeres, sociedades enteras, pequeños gestos, pequeñas bromas y pequeños pasos hacia atrás que no nos damos cuenta de cuanto daño hacen.

Pasad un buen día, valientes.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Pipol y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Valientes

  1. Nura dijo:

    Qué gran artículo. Y que cierto es que todavía debemos seguir luchando por mantener lo que hemos conseguido y por no perder ni uno solo de los derechos que tanto han costado, seguir adelante en vez de dar pasos para atrás. Y que la historia vaya poniendo en su sitio las cosas, algo que cuesta, pero que poco a poco va saliendo, espero que llegue el día en que en los libros de texto aparezcan también los nombres de esas mujeres “olvidadas” hasta ahora. Gracias a ellas yo he podido publicar bajo mi nombre mi novela ^^.

  2. littleparrot dijo:

    Nura,

    Todavía hay mucho que hacer y muchas mentes que arreglar.

    Yo también espero que no vuelvan a haber mujeres injustamente olvidadas, pero sí mujeres valientes.

  3. Nosu dijo:

    Como me cuesta siempre encontrar el link para comentarrrr.
    Buen post. Adoremos a Josephine Cochran, yo tampoco puedo vivir sin lavavajillas.
    Cuando más mujeres accedan a las editoriales de libros de historia, más conoceremos sobre estas valientes.
    Te dejo con dos más, Jocelyn Bell (descubridora de las estrellas de neutrones) y Rosalind Franklin (autora de la foto que permitió de ducir la estructura del ADN)

  4. littleparrot dijo:

    Nosu,

    Mira que tenemos paciencia…

    Ignoradas durante siglos pero siempre al pie del cañón. Me apunto esas dos, pero hay muchas más.

  5. Ken/ Krap dijo:

    Es una historia plagada de hombres violentos intentando frenar los avances de mujeres valientes y muy preparadas, todavía sigo sin explicarme como, hasta que no llegué a la universidad, no se empezó a tratar el tema y a empezar a reivindicar nombres.

  6. Anónimo dijo:

    Como siempre, de diez!

  7. Golemroth dijo:

    La especie Humana y su incansable contienda de género…trivialidades de quienes no conocen de que esta hecha la naturaleza en su más intimo ser. La fortaleza de un Hombre y una Mujer en comunión los hace indestructibles o los lanza al avismo de sus miedos…

  8. Golemroth dijo:

    Buena idea!!!… pero no somos tan distintos nuestra prevención es inmensurable.

  9. littleparrot dijo:

    Golemroth,

    No somos distintos, pero no se nos trata ni se nos ve como iguales. Un cambio de las cosas a veces es bueno.

  10. Pingback: La fase de los porqués | Los Misterios de Little Parrot

Los comentarios están cerrados.