The six million dolar bóller

A lo mejor te preguntas por qué demonios empecé a escribir este blog. Seguramente no lo haces porque tienes vida y cosas que hacer, pero era una manera de empezar el post.

El caso es que contestaré eso un poco más adelante porque primero me haré la víctima diciéndoos lo difícil que son los comienzos, ya que es una carrera de fondo, paciencia y fuerza mental al nivel de un Jedi. No te quejes que nadie te lo ha pedido littleparrot. Ya lo sé, era una manera de continuar el post. No seáis bordes leñes.

Empiezas con toda la ilusión del mundo, pero ves que no te visitan ni los Testigos de Jehová durante días, semanas y meses (cri cri… cri cri…).

Al cabo de un tiempo descubres que hay vida en el planeta, pero caes en que no quieren contactar contigo ya que no dejan comentarios (pelotilla de roña y ramas que cruza rodando el lejano oeste).

Y más tarde luce el sol con un arcoíris de fondo. Los comentarios y lecturas van sucediéndose poco a poco y entonces es cuando te das cuenta de que tienes que ser consecuente y escribir con cierta regularidad para que nadie piense que has abandonado el blog a su suerte. En fin que lo adoptas como si fuera un cachorrillo de esos tan monos.

Y llegadas a este punto os diré, ahora sí, el porqué del blog.

Lo cierto es que he llevado una misión junto a varias organizaciones secretas tales como  La Orden Rosacruz, Los Caballeros Templarios, Los Illuminati o Las Adoradoras de Xena la Princesa Guerrera, en busca de respuestas a la pregunta que muchas os habéis hecho; ¿cómo sería la mujer perfecta para la mayoría de las vagiterianas?

Así es. Todo comenzó cuando nos dimos cuenta de que en muchas ocasiones, un gran número de lesbianas se decantaban en manada por un personaje en concreto de una serie o película. En fin que decidimos estudiar dicho comportamiento para sacar conclusiones.

Sí amigas, hemos tenido que tirar de libros de los gordos, revistas, películas, tecnología futurista, gráficos 3D, algoritmos complejos, ayuda alienígena y encuestas telefónicas para componer el estudio más completo que se haya elaborado jamás sobre este tema. Los resultados nos han dejado temblando como la barbilla de Claire Danes.

Tapas las revistas guarras Claire.

¡Rápido Claire! ¡Tapa las revistas guarras!

Otra vez más me quedo fuera de la estadística y, exceptuando un par de casos, mis gustos van por otros lares.

– Constitución atlética o delgada.

La mayor parte de las lesbianas al parecer se decantan por una Ruta Gedmintas, una Tracy Ryerson, una Kristen Steward o una Katherine Moennig antes que por una mujer con curvas o rellenita. Aunque luego hay otras tantas lesbianas a las que les vuelven locas Christina Hendricks o Kat Dennings (no, no tengo enlace para ésta). En fin que diremos eso de que para gustos los colores y a ti te encontré en la calle.

– Altura considerable.

Por lo visto, no atraen tanto las bajitas como las altas. Entre Bette y Tina, elegís a Bette, entre Alex Vause y Piper Chapman, elegís a Alex, entre Jennifer Check y Needy Lesnicki, elegís a Jennifer, entre Xena y Gabrielle, elegís a Xena… y así hasta el infinito y más allá.

– Pelo castaño o negro.

No sé la razón, pero a las lesbianas encuestadas les gustan más las morenazas, después las pelirrojas, después las rubias y por último las de pelo azul (lo sé, yo tampoco entiendo qué pinta Marge Simpson aquí).

– Voz grave.

La voz de pito no mola. Preferís una voz profunda al estilo de Marina o Vause a la voz de Bernadette en “The Big Bang Theory” o de Caroline Channing de “2 Broke Girls”, que parece que en los descansos se mete a dormir en un globo de helio. Aquí sí que coincido más que nada para evitar dolores de cabeza innecesarios.

– Carisma, madurez y mundo interior.

Si tienes una voz potente tienes que usarla bien y no hablar de chorradas. Por eso el complemento perfecto es una buena conversación, tener pinta de que has recorrido medio mundo subida en un burro con alas y mostrar aires de saberlo todo. Sobre todo de sexo y también de sexo. En fin que Marina (The L Word), Sam (Lip Service) o Alex (Orange is the New Black) encajan en esta categoría.

¡Bollémon! ¡hazte con todas!

¡Bollémon! ¡Hazte con todas!

En definitiva, el estudio no ha sido concluyente, ni fiable, ni estudio en sí, ya que eso sería como decir que a todas las adolescentes de hoy día le gustan los chicos con pinta de chica. A la mayoría sí, pero no a todas y siempre habrán excepciones.

En fin que por no quedarnos con la sensación de que hemos perdido el tiempo, las sociedades secretas y yo hemos decidido fabricar a la bóller perfecta cogiendo el ADN de cada una de las chicas de la foto de arriba. Nos llevará un tiempo pero lo lograremos.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Pipol y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a The six million dolar bóller

  1. remendona dijo:

    Pues yo, sin haberte visto, me quedaría contigo.

  2. littleparrot dijo:

    remendona,

    Es en estos momentos en los que me bloqueo, me quedo sin palabras, involuciono y toda la buena imagen que podría tener queda hecha añicos al descubrirse lo liliputiense que soy en realidad.

  3. remendona dijo:

    Jajajaja, dudo mucho que eso te pase. Pero mi respuesta era totalmente cierta, ¿para qué quiero un personaje de ficción al que le escriben los diálogos cuando hay una mujer con forma de sombra que logra que me ría en cada post?

  4. littleparrot dijo:

    remendona,

    Pues muchas gracias. La recompensa de los comentarios merece la pena. Así da gusto🙂

  5. Zeta dijo:

    ¿Morenas? Todas vuestras… ¡Más pelirrojas para mí!

    Hace tiempo que no te lo digo, enhorabuena por el blog. Tienes un humor de lo más agradable.

  6. Annie D. dijo:

    Un post muy divertido, he de decir que en varias cosas estoy de acuerdo y en otras difiero pero no me queda más que decir que en gustos se rompen géneros, sigue así.😀

  7. malditadice dijo:

    que si te sientes mejor aca te va leo el blog desde hace dos años, se te da muy bien lo de escribir pero mejor lo de poner fotos de chicas buenorras, sigue escribiendo que desde aca te segure leyendo!!!

  8. littleparrot dijo:

    Zeta,

    ¿Y qué vas a hacer con tanta pelirroja? ¿montar un grupo folk irlandés? xD

    Gustan mucho, sí que es verdad. No sé la razón, porque en mi colegio había una y la tenían amargada a la pobre. Ahora se tiene que estar hinchando.

    Gracias por pasar a visitarme, tu comentario también ha sido de lo más agradable.

  9. littleparrot dijo:

    Annie D.,

    La cosa parte en que el estudio me lo he sacado un poco de la manga, pero sí que es verdad que por ejemplo Shane triunfó, Alex Vause las vuelve locas y parece que siempre hay una vertiente predominante aunque algunas nos quedemos fuera de la estadística.

    Un saludo y gracias por pasarte.

  10. littleparrot dijo:

    malditadice,

    Con lo bonito que es recibir visitas de sitios que quedan tan lejanos. Cómo no te voy a poner fotos de chicas buenorras con lo que sé que te gustan.

  11. victoire77 dijo:

    Como no va tener foto de Kat Dennings!?
    Solucioname esto pronto, littleparrot, no me defraudes!

  12. littleparrot dijo:

    victoire77,

    No tiene enlace por casualidades de la vida. Foto tampoco pero prometo meterla con calzador si hace falta.

  13. Rachel dijo:

    Ay, pues no sé, donde estén las Christinas Hendricks, las Kats Dennings y demás hembras de curva generosa. Las atléticas ni en pintura.

    Muero con las rubias, más para mí si no gustan.

    Y a nivel personal, ya que no entro en los perfiles físicos más demandados, confío en el gusto de unas pocas mujeres exquisitas que se fijen en mí.

    Casi nunca coincido con las mayorías, en mujeres no iba a ser una excepción.

    Saludos, señora parrot

  14. littleparrot dijo:

    Rachel,

    Yo tampoco suelo coincidir en gustos con la mayoría. De “The L Word” quien me gustaba era Lana, cuando las que se las llevaban de dos en dos eran Shane y Dana.

    En fin que, en definitiva, me encanta que a cada cual le tire lo suyo.

    Saludos y gracias por pasarte por aquí hermosa.

  15. pandemonium dijo:

    ¡Aleluya! Leer cosas como ésta ayuda a resintonizarse porque, a priori, estoy de acuerdo con tu informe en todo.
    Aunque si concreto y pienso, por ejemplo, en Shane, salto automáticamente a Carmen, con lo cual ya se van al garete dos de las conclusiones.
    La altura da igual, sí, pero es un valor para todo, hasta para los puestos de trabajo.
    La voz y su uso, fundamental, porque es una pena tener que cantarle, por unas cosas o por otras, lo de “Te favorece tanto estar callada…”
    Ahora sólo queda que la realidad supere a la ficción y que, simplemente con asomarme a la ventana, vea pasar todos los días a 5 o 6 que confirmen este ideal.

  16. littleparrot dijo:

    pandemonium,

    La voz es importante, aunque en mi caso personal, no tiene que ser una voz profunda en plan enterrador. Costanza Francavilla tiene un nosequé que qué sé yo cantando el “Dear God” de Triky y no tiene la voz grave ni de lejos.

    No deja de ser curioso anyway, cierto comportamiento “fan” con respecto a según que personalidades, y me ha llamado la atención que entre las lesbianas también se estila un poco el tema.

  17. Nosu dijo:

    el montaje bollémon me ha dejao muerrrrtaa!

  18. littleparrot dijo:

    Nosu,

    Tropecientos años de diseño gráfico para ese supermontaje xD

  19. Pingback: La fase de los porqués | Los Misterios de Little Parrot

Los comentarios están cerrados.