Bolloteca – La vie d’Adèle

El descubrimiento de la sexualidad a veces nos lleva al aprendizaje a través del método “ensayo y error”. Aquí no hablamos de historias artificiales, fáciles, superficiales ni fantasiosas. Normalmente cuando te enamores no vas a ser correspondido y cuando tú enamores no siempre vas a corresponder. Es un juego justo.

La obsesión secreta, la búsqueda pasiva y la tristeza a solas invaden la vida de Adèle.

Casi tres horas de una obra como la vida misma, de sentimientos a flor de piel y de belleza en estado puro, en lo bueno y en lo malo.

Adèle Exarchopoulos le ha dado un nuevo sentido a la actuación. Expresar sin hablar, emocionar con la mirada, enamorar bailando, hablar con los ojos y hacer de su sonrisa la tuya. Todo es posible cuando se pone ante las cámaras y se mete en el papel.

Del cómic a la pantalla y de la pantalla a tus ojos a través de ella.

Todo y nada

Aquí no encontrarás maquillaje, poses ensayadas, ropa de última moda ni peinados perfectos resultado de horas de peluquería. Aquí la piel es la que ves, la ropa es de ellas y si hoy no te peinas sales así en la película. Porque de eso se trata, de gente real que se mancha la boca comiendo espaguetis o llora sin importar la pinta que tenga.

Encontrarás escenas improvisadas y frases de propia cosecha que sin salirse de la historia consiguen un entorno natural y propio de lo que vemos cada día. Y así te conviertes en espectador directo, olvidas que estás en la butaca de un cine o en el sofá de tu casa, te metes en la historia de lleno hasta el punto que no sabes si deberías estar allí, porque todo es demasiado personal y en este caso tres son multitud. Más que nunca.

Abraz

Abdel Kechiche nos acostumbra desde el principio a primerísimos planos, nos hace invadir la burbuja de las actrices, nos obliga a acercarnos más de lo que nos acercamos a alguien normalmente hasta que nos acostumbramos a ello. Y ya estamos dentro.

Es una historia que desde lejos parece simple pero que está compuesta de tantos matices, tantas lagrimas, tanto dolor y tanta desesperación que se convierte en una obra compleja.

Je

A través de su diario, Adèle nos hace testigos de su despertar sentimental y sexual, sus fallos, sus momentos bochornosos, sus alegrías, su victorias y sus derrotas y las escenas de sexo explícito más realistas y auténticas que jamás hayáis visto. Una entrega total por parte de Adèle Exarchopoulos y Léa Seidoux a lo que se supone que son dos personas enamoradas en la cama. Es una pena que se hable tanto de esos 10 minutos de sexo dejando a un lado las casi tres horas de metraje, cuando yo me atrevería a no catalogar “La vie d’Adèle” como una película lésbica. Es mucho más que eso.

p

Es posible que te veas reflejada y te sientas identificada, es posible que recuerdes esos momentos en los que te has sentido fuera de lugar, sola entre un montón de gente, olvidada por esa persona a la que quieres, engañada o menospreciada, en busca de una atención que nunca llega.

Ese flechazo, ese primer amor, esa primera experiencia, ese aprendizaje, esa constancia y hacer de otra persona una extensión de ti misma. Ese momento en el que te das cuenta de que los flechazos se llaman así porque pocas veces acaban bien.

a

Ganadora de la Palma de Oro en Cannes con mención especial incluida al sensacional trabajo de las dos actrices protagonistas. Un premio compartido y una mención tan merecida que no ves la posibilidad de que hubiese sido de otro modo. Hacía tiempo que los críticos asistentes no recibían un flechazo tan directo. Ni yo tampoco.

Es posible que desconozcas que existen cerca de 1400 minutos de grabación real, que Abdellatif Kechiche tenía total libertad de grabar en cualquier momento (de hecho cuando vemos dormir a Àdele, está realmente dormida), que el corte final puede incluir 40 minutos más de metraje, que la escena en la que ambas se cruzan tardó en grabarse todo un día con más de cien tomas (notaréis el bonito bronceado de Àdele al terminar la escena por la cantidad de sol que le dió) , que la escena de sexo necesitó cerca de 10 días, que la primera escena que grabaron juntas fue la del sueño, que la escena más dura para ambas fue la de la bofetada, que el rodaje inicial iba a durar 2 meses y acabó durando casi 6, que Lèa empezó a preparar su papel junto al director un año antes de comenzar el rodaje o que las actrices tuvieron que improvisar la mayor parte del tiempo porque el mismo director no sabía lo que estaba buscando.

En definitiva, pocas veces vemos una entrega, una valentía y una paciencia como la que estas dos actrices han demostrado, más allá de polémicas, opiniones de críticos puritanos o comparaciones innecesarias de dos personajes que no tienen nada que ver.

s

Película magnífica y digna de ver, no una, sino varias veces. Una historia de amor, sin darle más vueltas al tema de quién es quién o a qué género pertenece. Tres horas que no parecen largas, porque la historia tiene un ritmo y respiración propias.

Ver, asimilar y volver a ver.

Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

45 respuestas a Bolloteca – La vie d’Adèle

  1. Carla dijo:

    Qué gozada leerte.

  2. Augus dijo:

    Me encanta que los que defienden que esta peli no se vende únicamente por el sexo y que es pura pornografía y puro morbo gratuito no vean que las fotos promocionales (ellas en bragas en una cama) están vendiendo precisamente eso. Una basura de película, por y para pajilleros..

  3. littleparrot dijo:

    Carla,

    Muchas gracias. Es un placer que te pases por aquí🙂

  4. littleparrot dijo:

    Augus,

    Las películas pornográficas no tienen fotos promocionales. Pero a lo mejor me equivoco. No soy una profesional en la materia.

  5. Augus dijo:

    Precisamente, la venden como arte y como que no es porno y que el sexo no ha querido buscar el morbo fácil ni el regodeo y justo sacan unas fotos promocionales que son todo lo contrario… hipócritas.

  6. littleparrot dijo:

    Augus,

    No juzgo un libro por su portada ni una película por sus fotos promocionales.

    A mí la película me ha resultado preciosa, pero me parece bien si la has visto y no te ha gustado o te ha parecido pornográfica. Supongo que según qué escenas no sientan bien a todo el mundo.

  7. Srta Lessmore dijo:

    He leído varias críticas de esta película y esta me parece la mejor. Me gusta esta faceta tuya “seria” y muy sensible. Escribes realmente bien (aunque en tus post anteriores también se veía, es difícil resultar “gracioso” escribiendo).

    Un abrazo de la Señorita Lessmore😉

  8. littleparrot dijo:

    Srta Lessmore,

    Muchas gracias. Ha sido el primer post del año, a ver cómo es el último.

    De todos modos he sentido la tentación de imprimir tu comentario y restregárselo por la cara a algunos de mis antiguos profesores. Pero no hay que ser rencorosa, que está eso muy feo.

  9. Un placer volver a leerte y más con esta pedazo de crítica. No sé si una crítica podría adjetivarse perfecta.. por el hecho de que son subjetivas. Pero lo que has expresado ha sido con tanta contundencia y profundidad como la película lo merece. Un 10, little parrot. Uno para ti, y otro para la película😉

  10. laura dijo:

    No he visto la peli,pero es la critica mas sería, casi profesional y fundamentada que he leido de verdad.ole

  11. littleparrot dijo:

    Anna Blume,

    Es fácil hacer una crítica de algo que te ha gustado porque lo haces con más ganas.

    Muchas gracias por pasarte a echar un ojo😉

  12. littleparrot dijo:

    laura,

    Te la recomiendo. Creo que te gustará.

    Un saludo🙂

  13. Srta Lessmore dijo:

    Jajajaja… qué castrantes pueden llegar a ser los profesores. Me alegro de que no les hicieras caso.
    😉

  14. littleparrot dijo:

    Srta Lessmore,

    No, si yo caso no hago nunca. A lo mejor ese era el problema.

    Yo me alegro de que te haya gustado😉

  15. pandemonium dijo:

    “Faites l’amour, pas la guerre”
    Y es que no hay nada mejor que hacer las cosas con amor y con ganas, con las mismas ganas que pusieron las actrices en un trabajo que, sin fisuras, trasciende de forma conmovedora.
    Con ese tipo de ganas con el que los personajes se entregan y se vacían en su hermoso y, al mismo tiempo, doloroso recorrido por una historia de esas que provocan met(amor)fosis y cicatrices emocionales.
    Envidiable post…

  16. littleparrot dijo:

    pandemonium,

    Sin duda ha dejado huella. Es de esas películas que te dejan una marca que nunca olvidas.

    Un abrazo.

  17. SimpleDay dijo:

    Bueno, tu opinión de la película está muy bien redactada, ¿sabés,? me gusta mucho.
    A mí esta obra me encantó, admito que los primeros minutos se me fueron muy lentos pero el resto de la película tomó el ritmo adecuado. Las actuaciones una barbaridad de buenas, me identifiqué tanto con Adele y después, sentí pena por ella al ver como su mundo se detenía por su propia infidelidad, tuve ganas de abofetearla por un momento para despertarla, en otro de abrazarla para decirle que todo iría bien y hasta de secar sus mocos y lágrimas en la escena de la cafetería… es decir, tenía tiempos de no sentir eso con una película, por eso y por la justa medida en que se entrelazan las escenas (cuando cenan con sus padres, con amigos, el sexo, las discusiones) se merece una mención muy especial para mí gusto.
    Linda forma de empezar el año…. espero leerte seguido y comentar más.
    Slds,

  18. littleparrot dijo:

    SimpleDay,

    Muchas gracias. Yo también creo que la película lleva su ritmo. Si hubieran resumido según qué a lo mejor nos habría parecido todo muy acelerado. La historia juega un poco con la empatía del espectador, por eso sufrimos muchos altibajos a lo largo de las casi 3 horas.

    Un saludo.

  19. dentharvey dijo:

    Qué ganazas de verla!!!

  20. littleparrot dijo:

    dentharvey,

    Tienes que verla. Es un peliculón.

  21. Pingback: Sundance, globos y alfombras | Los Misterios de Little Parrot

  22. Sarah dijo:

    Recientemente vi la película y plasmas muy bien la esencia de estas dos actrices, no entiendo la gente que se escandaliza por las escenas de sexo, no podían ser de otra forma, pienso en lo intenso de las actuaciones unas escenas blandas no hubieran tenido sentido, excelente review, excelente película.

  23. littleparrot dijo:

    Sarah,

    Muchas gracias. Me alegra que te hayan gustado tanto la película como el post. Lo de escandalizarse por el sexo no es nuevo, pero si encima es una pareja de mujeres supongo que es más fácil poner el grito en el cielo.

    Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

  24. Enero18 dijo:

    Leyendo esta crítica, tan favorable, de la vida de Adele te diré que coincido contigo en casi todo, porque también yo creo que se trata de una gran película, de una magnífica película.
    He leído de todo en relación a la misma, y me ha parecido curioso que las criticas menos favorables provengan casi siempre del colectivo de lesbianas. (???)
    Yo no he estado nunca con una mujer, pero supongo que habrá de todo como en todas partes.
    Y no entiendo cómo se puede centrar el valor total de una película, de tres horas, en los minutos que sea que duran las escenas de sexo. Para mi fueron escenas bastante realistas, como todo en la película. Las hubo de todo tipo, desde duras, o crudas, a tiernas y maravillosas, como cuando Emma le pone nota y le dice que tiene que practicar más y Adele le contesta que se entregará por completo. A mí eso me pareció amor. Los besos de después de esa escena son verdad. Hay risas, hay complicidad. Se huelen, se sienten. Es la vida.
    Se trata de una historia de amor, no solo de una historia de amor lésbica. Es universal. Va de la vida de Adele, de cómo quiere, de cómo vive, de cómo se entrega, de cómo duerme, de cómo llora, de cómo sufre la perdida de la persona a la que adora. Tan bien reflejadas, tan creíbles, tan reales… que tres horas parecen menos.
    La escena del bar me pareció desgarradora. Ella vuelve a entregarse con toda el alma, porque sigue enamorada, a pesar de que tenga que recomponerse entera después porque ya no la quieren.
    En fin…, no es Hollywood. No hay coreografía. Ni falta que hace.
    Y como nota graciosa diré, que cuatro señoras de más de setenta, de esas que se juntan una vez a la semana para tomar un chocolate, un cafetito o ir al cine…, salieron de la sala antes de terminar la película bastante asustadas. A mí no me extrañó que se escandalizaran mujeres de esa edad, me extrañan otras cosas. 🙂
    Saludos

  25. littleparrot dijo:

    Enero18,

    La película es mucho más que las escenas de sexo aunque todo el mundo pretenda reducir una obra de casi tres hora a solo eso. Si algo me ha quedado claro es que el sexo es un tema tabú para mucha gente y que escandalizarse es gratis. Yo también he visto como algunas lesbianas comentaban que dichas escenas no eran realistas. ¿Realistas para quién? ¿Hay una sola manera de hacer el amor? ¿Deberían haber aparecido con la típica sábana tapando algunas zonas en concreto? ¿Es posible que cada persona sea diferente en la cama?

    Coincido contigo. Esto no es Hollywood. Por eso me gusta tanto ver algo diferente que te hace suspirar, pasarlo mal o emocionarte con cosas cotidianas que a cualquier persona le puede pasar.

    Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar🙂

  26. mdazurita dijo:

    Te leo desde casi tus inicios y me encanta como escribes en general por tu humor. Pero este post te ha quedado increíble… Sólo te puedo decir: Olé tú!!

    Me encantó la película y, como has dicho, no entiendo que se centre todo en el morbo o, llamemoslo X, de 10 minutos de escenas de sexo de una película de tres horas. No la entiendo como película lésbica sino como una película en la que se muestra el paso a la madurez, el descubrimiento del amor, de la pasión y del dolor que el desamor provoca. Aquí pasa entre dos mujeres pero podría haber sido, sin problema, entre dos hombres o un hombre y una mujer.
    Hacia muchísimo tiempo que no salía del cine con tantas ganas de volver a ver una película, de comentarla y de saber qué opinaban mis conocidos al verla.
    Y por último, me enamoró la actuación de Adelè Exarchopoulos, increíble actriz y realmente creíble actuación. Premio merecido el de Cannes.

  27. littleparrot dijo:

    mdazurita,

    Estoy de acuerdo en todo, es una historia que no entiende de género. El sexo de los personajes podría haber sido perfectamente otro y el fondo de la película habría quedado intacto.

    Muchas gracias por estar ahí y leer el blog desde hace tanto tiempo🙂

  28. Pingback: Bollonda expansiva | Los Misterios de Little Parrot

  29. Delatte dijo:

    Las propias lesbianas somos tan críticas con esta película precisamente porque nos vemos reducidas a una fantasía absurda de un hombre heterosexual, posturas ridículas y una actitud como de “vosotras tocaos hasta la extenuación mientras yo filmo un vídeo del Youporn”. Teniendo una historia tan maravillosa como la que tenía, con un temazo a desarrollar, un punto de partida estupendo en la obra original para trabajarlo y unas actrices entregadas y convincentes para darle vida, Kechiche ha malgastado sus 180 minutos de película en tijeras y cunnilingus. A “La Vida de Adèle” le falta verdad y le sobran erecciones. En su cómic, Julie Maroh quiere dar visibilidad a las dificultades con las que se encuentra un adolescente durante el proceso de aceptación de su diversidad sexual, además de presentar una historia de amor excelente, bien cuidada, respetuosa, estética. Pero la prioridad de Abdellatif Kechiche ha sido ejercer de dictador. Él quería sostener la lupa como un voyeur dándose el lujo de exigir todas sus fantasías desde el lugar más privilegiado. No nos extrañe pues que Maroh haya denominado a esta película “pornografía para mentes masculinas”. Si nos ponemos a defenderlo, podemos pensar también que de haber dirigido “Brokeback Mountain” (o una película protagonizada por dos chicos en lugar de dos chicas), Kechiche nos habría regalado diez necesarios minutos de bellísimo sexo anal, ¿no?
    Cuando una pelicula de temática lésbica tiene tanta repercusión mediática es porque está buscando una sola cosa, el morbo del heterosexual, con el solo objetivo de vender más entradas y recaudar todo lo que fuera posible, punto.
    Por otra parte, la cuestión no es tanto que las lesbianas no follemos así, que podemos hacerlo perfectamente, es que nadie folla así LA PRIMERA VEZ. Cuando ambas están teniendo su primera relación sexual no hay asombro ni timidez por parte de Adèle (la cual, se supone, viene de solamente una experiencia sexual y con un chico), ni ningún tipo de guía o experiencia por parte de Emma. De hecho, en un solo frame se pasa de un tímido beso de la anterior escena a un polvazo exagerado con veinte posturas diferentes, y eso es lo que lo hace irreal y algo irritante también, porque cada segundo me recordaba que la escena estaba rodada desde la mirada de un director hombre heterosexual. Si este tipo se hubiera comportado como un verdadero artista con talento y no como un pajillero obseso, habría sido capaz de rodar de manera explícita pero sugerente (como sucede en el cómic) y no regodearse de la manera más vulgar en el exhibicionismo. En absoluto soy una estrecha ni una opusina y creo que las escenas sexuales son necesarias y están justificadas siempre que las exija el guión, pero me molesta profundamente que me tomen por idiota y traten de venderme como algo inocente y artístico lo que claramente estoy viendo que es lo contrario, puro morbo gratuito para complacer a la audiencia o para despertar un interés que no se ha sabido despertar con otros medios.

  30. CrazY6D dijo:

    A mí “La vida de Adèle” no me parece ninguna maravilla, y estoy de acuerdo en que las escenas de sexo son de un nulo sentido estético y con cero sensibilidad, además de inverosímiles. Dignas de una peli porno, que contrastan además con la forma totalmente escueta de narrar las otras facetas de una relacion (amistosa, amorosa o familiar).
    Da la impresión que están hechas única y exclusivamente para llamar la atención creando polémica, en vez de para reflejar la naturalidad del sexo en una relación.

  31. littleparrot dijo:

    CrazY6D aka Delatte,

    Te contesto los dos comentarios.

    Respeto tu opinión y me encanta que hayan distintas visiones y opiniones de la película. Totalmente respetable que la película no te haya llenado, yo la he visto desde otro punto de vista.

    En ambos comentarios insistes mucho en la escena de sexo. En el cómic hay sexo muy explícito. Al pasarlo a la película no me ha parecido ni mucho ni poco, ni fuerte ni suave. En mi opinión, las escenas que hoy chocan tanto, mañana pasarán bastante más desapercibidas.

    Lo de la primera vez de Àdele que comentas, yo lo veo de otro modo. La película lleva un orden cronológico lineal, pero en esa linea de tiempo la aceleración o desaceleración es variable en algunos puntos. Vemos como de una escena a otra han pasado meses, incluso años.

    En la escena de cama que comentas, no eres la única que lo ve como una sesión de cama en el mismo día. He leído entrevistas del director y esa escena es un trayecto desde el primer contacto para que veamos la evolución de Àdele, pero no tiene que ser en el mismo día, sino varios días. Si lo ves de ese modo a lo mejor no te parece tan chocante.

    Sobre lo de interpretarla como porno… eso no es porno, te lo aseguro. El porno tiene otros aires, otro cometido, otro contenido y bastante menos gusto. Todo lo que ves y tocas puede darle morbo a alguien, desde esta película hasta unos zapatos. Porque para gusto los colores. Culpar al objeto que provoca ese morbo es un error que se suele cometer. Aunque te sorprenda no conozco a ningún chico (pajillero o no, eso me importa poco) que haya visto esta película. Chicas sí, muchas.

    A mí no me chocó tanto el sexo de esta película y de hecho, no es la escena a la que le presté más atención. Me choca mucho que hoy día, películas que son extremadamente violentas no causen tanto rechazo en la gente.

  32. CrazY6D dijo:

    Claro que el director no ha buscado el morbo con estas escenas lésbicas, claro, claro, para nada, porque todos sabemos que no es verdad que las lesbianas sólo hayan existido visualmente para el placer masculino… Vamos, no nos hagamos los suecos. Es denigrante el uso (más bien abuso) que se hace del sexo lésbico en esta película, con el fin de dar que hablar… pero está visto que en este mundo lo único que hace falta son palmeros a tu alrededor que te digan que lo que haces está bien… qué pena. Las escenas de sexo en el cómic no tienen nada que ver. Son explícitas, sí, pero no se recrean injustificadamente ni ofrecen morbo gratuito no resultan tópicas o insultantes. Son naturales, sugerentes y estéticas. En la película yo no veo más que tetas bamboleantes y posturas ridículas propias de un vídeo de Youporn.

  33. littleparrot dijo:

    CrazY6D,

    A mí no me han disgustado y no por eso soy un tío o un pajillero. Aún no gustándote esos 10 minutos se pueden apreciar (o no) los 170 minutos restantes. Tampoco hay que ser intransigentes y catalogar a la gente tan a la ligera porque no coincidamos en gustos. Eso sería como decir que la gente a la que le gustan las escenas de pelea de “Kill Bill” son sádicos.

    De todos modos, todo es cuestión de gustos. A ti no te gustaron esas escenas (o la película en general) y me parece bien, ya te lo he dicho al principio.

  34. Carla dijo:

    Es una película conmovedora con la que me siento muy identificada. Por eso me molesta tanto eso de “pajillero”. Donde la gente ve pornografía yo sólo he visto ternura y sexo. Y el sexo no es malo que yo sepa.

  35. Advenediza dijo:

    Claro que el sexo no es malo de por sí, pero se puede convertir en algo vulgar e innecesario si se pervierte con fines hipócritas, degradantes o comerciales, como es el caso.
    Esta no es una peli de lobby ni adoctrinadora, ni siquiera profunda. Esta sólo es una peli con porno lésbico para críticos cuarentones heterosexuales. Por eso ganó Cannes. Si lo dudáis, preguntáos si Kechiche, de haber dirigido “Brokeback Mountain” (o una película protagonizada por dos chicos en lugar de dos chicas), nos hubiera deleitado con diez (súper necesarios y súper justificados) minutos de “bellísimo” sexo anal…

  36. Estela dijo:

    Hola little:

    Estoy de acuerdo contigo. Esta película es distinta y emociona y sorprende cómo te deja con los sentimientos a flor de piel. Cinematográficamente hablando te diré que en clase hemos comentado los planos que comentas con tomas invasivas y primerisimos planos que te acostumbran a estar junto a Adele. Las actrices han hecho un trabajo sublime hasta el punto que parecen desaparecer para convertirse en los personajes. No por nada su trabajo ha sido reconocido por cineastas como Steven Spielberg, conocido pajillero por lo que veo.

    Es una verdadera lástima que la gente se empeñe en recordar solo las escenas de sexo. Para no gustarles no dejan de hablar de ellas. Parece ser que sigue siendo un tema tabú que no debe aparecer en una película porque incomoda a alguna gente en pleno siglo XXI, porque claro, nosotras con nuestra pareja no follamos, solo nos cogemos de la mano. Y por cierto el sexo anal tampoco es pecado ni tiene que ser ocultado al mundo, que una película puede representar la realidad sin necesidad de maquillarlo o taparlo con ropa o sábanas.

  37. Carla dijo:

    Yo creo que en ningún momento se está discutiendo sobre no mostrar sexo en la película, de hecho es necesario y está justificado que se muestre, pero no ASÍ. El problema no es con el sexo explícito siempre que esté justificado y bien presentado, como por ejemplo sucede en el cómic. El problema es cuando se ha decidido mostrar una escena sexual larguísima con el único propósito de crear morbo gratuito y polémica. Podía haber sido una escena de sexo rodada con respeto, buen gusto, erotismo y sensibilidad y no quedarse en el puro morbo de un director tiránico que parece regodearse en las tijeras y el cunnilingus mientras filma para después querer tomar al espectador por tonto, hacerse el ingenuo y pretender venderlo como otra cosa. Eso es lo indignante. Más que una relación sincera y realista entre dos mujeres parece una fantasía pornográfica bastante tópica (e incluso ridícula por determinadas posturas) de un hombre heterosexual y obsesivo. Por ejemplo, una película como Nymphomaniac es bastante más honesta que ésta en cuanto a propósitos y objetivos, ya que no miente al presentarse a sí misma: “FORGET LOVE” es su frase de presentación y en ningún momento reniega de sus escenas pornográficas o de sexo explícito. Pero Kechiche hace todo lo contrario, muy hipócritamente: rueda escenas claramente pornográficas y de bastante mal gusto y nos las quiere hacer tragar no sólo como necesarias sino como demostración de la pasión más auténtica. Pues por eso yo no paso, lo siento mucho, no quiero que se me tome por idiota. Lo que ha rodado este hombre es porno, se ha recreado en él y en las actrices y ha querido hacerlo así para llenar más salas, crear más audiencia y alimentar más morbo (sobre todo el masculino).
    Dejémonos de querer hacer comulgar con ruedas de molino, que todos sabemos por qué esta película ha sido tan alabada y premiada, y no precisamente por su “impresionante” fotografía ni su “profundísimo” guión.

  38. littleparrot dijo:

    Carla2/Advenediza/CrazY6D/Delatte:

    Hola,

    Te digo con la más absoluta sinceridad que tu opinión tiene el mismo valor que cualquier otra coincidamos o no. Pero no es necesario que cada vez comentes con un nombre diferente para reforzarla. Tu comentario por sí solo es suficientemente bueno y válido.

    Un saludo.

  39. Pingback: Los cobardes temen la valentía | Los Misterios de Little Parrot

  40. Pingback: Las 4 esquinas | Los Misterios de Little Parrot

  41. Arena dijo:

    Yo creo sinceramente que Kechiche no quiso desarrollar con la misma extensión y profundidad ningún otro tema más que el sexual, disfrazando tal cantidad exagerada de escenas pornográficas bajo tres horas de “cine” y “arte”. El director parece que sólo se dirige a un público específico para que alabe su obra. Podía haber hecho una verdadera maravilla, pero se dejó cegar por el sexo y eso probablemente es el primer punto de inflexión donde se arruina la película.

    Me acuerdo de “Fucking Amal”, de Lukas Moodyson, una película muy sencilla y honesta sobre adolescentes lesbianas que dura la mitad de tiempo, que no se recrea innecesariamente en trucos facilones (léase sexo explícito) y que logra transmitir bastante más de lo que logra Adele en tres larguísimas horas.

    En relación con esto, mi principal motivo de queja y frustración con esta película (que por muchos motivos me resulta un compendio de tópicos facilones sobre la homosexualidad con un guión naïf e inocentón en exceso que camufla sus carencias bajo toneladas de sexo explícito absolutamente injustificado y que denota una visión masculina obvia) es la escena suprimida en el montaje final de los padres de Adèle echándola de casa cuando la pillan en la cama con Emma, que en el cómic marca un punto de inflexión importantísimo en la vida de la protagonista y así debería haber sido igualmente en la película para entender mejor su desamparo y su soledad. Esta escena sí que es vital para la trama y no la de las tijeras, por ejemplo, a la que se dedica una atención que roza el ridículo. ¿Por qué se suprimió entonces? ¿Para darle más minutos al sexo? ¿Es que no eran suficientes? Resulta incomprensible. Si alguien sabe darme una explicación a esto se lo agradecería, porque yo no la encuentro y me da mucha rabia que se haya eliminado una escena tan importante.

  42. littleparrot dijo:

    Arena,

    No estamos de acuerdo pero respeto tu visión del asunto.

    Son 10 míseros minutos. En serio que no es tanto tiempo si cuentas con que se pasa más tiempo comiendo espaguetis. No sé la razón por la que ha chocado tanto. El truco facilón del que hablas (sexo explícito) no es malo, a mí no me incomoda pero entiendo que no a todo el mundo le parezca bien. He visto cosas bastante más chocantes en el cine convencional (que no porno) la verdad. Además en el cómic hay sexo explícito.

    Mi opinión es que si quieres hacer algo pornográfico no pierdes el tiempo rodando 3 horas de metraje (tú misma has dicho que son 3 larguísimas horas), con el gasto que eso supone en dinero, recursos y para la salud mental del actor, para luego dedicarle a tu supuesto objetivo (el porno lésbico) sólo 10 minutos.

    La escena que dices del cómic, precisamente es la que me sobraba en el libro y me alegré de que no la pusieran en la película (ya ves que estamos de acuerdo en todo hoy🙂 ). Para mí no es vital, pero supongo que es cuestión de gustos también. Yo, personalmente, estoy harta de ver siempre escenas en la que el drama y la vergüenza siempre tienen que estar presentes. Tan harta que ya siempre lo espero en una historia como ésta. Lo hemos visto muchas veces y ya huele. El drama de salir del armario y la búsqueda de aceptación desesperada por parte de la bollera de turno. Muy triste el uso de los mismos trucos y los mismos finales (la muerte de la lesbiana).

    La película da un paso más en ese aspecto. No hay terceras personas que juzguen o que miren mal esa relación. Todo está tan en primer plano que sólo caben ellas dos y nadie más. Es lo que me ha gustado precisamente, que es una historia de dos chicas y aquí no entra a juego el rechazo social, la decepción de los padres o la autoflagelación por sentimientos de culpa al descubrir que eres gay.

    Pero lo dicho, es mi opinión y comprendo que haya gente que esperaba una adaptación más literal del cómic.

    Un saludo.

  43. Talía666 dijo:

    Yo creo que la cosa pudo suceder más o menos así:

    Una habitación con vistas. La cámara gira hacia el interior y se ve a un tío en la cama. Es Abdellatif Kechiche tocándose la polla y hablando por teléfono con su mejor amigo y consejero espiritual.

    – Tío, no paro de pensar en tías en bolas, en plan rollo bollo.

    – Pues nada, móntatelo a lo Medem: haz una peli que vaya de bollos, y que estén bien buenas. Y de paso que te pajilleas tú se pajillea media humanidad, que el rollo bollo tiene mucho público.

    – Ya, pero si hago lo que estoy pensando va a parecer que hago porno. Y yo tengo un nivel, tío.

    – No hay problema. Haz que hablen de vez en cuando y que digan cosas poéticas. Tú eres Kechiche, no haces porno, haces poesía.

    – Ya, pero sólo con eso no va a colar. Pienso tenerlas un montón de rato en bolas, necesito algo más.

    – Bueno, puedes alargar la película indefinidamente con muchos primeros planos, así por mucho tiempo que las tengas en pelotas siempre podrás decir que también les sacas la cara de vez en cuando. Un primer plano de los mocos mientras la protagonista llora puede ser la hostia.

    – Y eso para qué?

    – Para nada; eres Kechiche, un poeta, un artista de la imagen, un creador. No tienes que dar explicaciones. La gente se preguntará el porqué de cada plano y harán sesudos análisis y se olvidarán de lo de las tías en bolas.

    – Jo, tío, eres un crack. Me has salvado la vida. Mira que estaba como el pico una plancha con el tema éste.

    – Pos nada, haz la peli. Oye, y de paso me haces un favor. Conozco a una nena que está buenísima, la jodida se llama Exarchopoulos, toma ya, Adèle de nombre. He intentado tirármela de todas las maneras posibles, pero nada, no consiente la hijaputa. Como tiene ínfulas de actriz, si la contratas por lo menos la podré ver en pelotas y pegarme un meneíllo. Qué me dices, chaval?

    – Hostia, tío, eres el puto amo. Y ahora que lo pienso, me gusta el nombre de tu nena. Voy a titular la peli en su honor “La vida de “Adèle”.

    – Ah, pues de puta madre. Un gran detallazo por tu parte. Oye, no estarás intentando tirártela, no? No te lo perdonaría en la vida. Pero bueno, si te la tiras luego me la pasas… y pelillos a la mar. Qué dices, hace el apaño?

    Y así fue como el bueno de Abdellatif, con el fin único y exclusivo de echarse unas pajillas, nos la metió doblada y ganó la Palma de Oro en Cannes, además de un montón de aclamaciones de críticos que han sabido muy bien justificarle.

  44. littleparrot dijo:

    Talía666,

    Y yo creo que ya he dicho que no es necesario que cada vez comentes uses un nombre diferente para reforzar tu opinión.

  45. Lua dijo:

    Estoy en general de acuerdo en todo lo que plantean las indignadas con esta película y también me rebelo contra la hipocresía y la cortedad de miras de los críticos y festivales correspondientes. El sexo en el cine muchas veces actúa como un reclamo morboso en si mismo que se desconecta del relato en el que está inserto. Desde luego la película que nos ocupa es un ejemplo claro de este efecto, y entiendo por ello la ira que ha provocado entre muchas lesbianas (entre las que me incluyo) que hemos visto cómo nuestra sexualidad se ha utilizado, una vez más, para la excitación masculina.
    La cuestión es: ¿es lícito mostrar sexo actuado en un relato? Yo pienso que sí, claro. Pero también es cierto que el carácter claramente perturbador de la visión de personas, aunque sea fingido, practicando sexo muchas veces no complementa la narración sino que ejerce como elemento distorsionante o como regodeo gratuito. Y, por supuesto, en “La vida de Adele” esto está llevado al extremo. Lo lamentable es que el director y los críticos alabadores sean tan cínicos e hipócritas para hacer pasar este elemento determinante de la película como un “hermoso complemento” y no como lo que verdaderamente es, un reclamo morboso, y por ende, comercial.
    Así, se nos presentan ante nosotros unas escenas pornográficas que poco buscan aportar nada a la historia, sino simplemente utilizar un truco efectista que busca llamar la atención del espectador. Por supuesto que ver a dos mujeres en la cama durante diez minutos es algo que impresiona, pero ¿son estas escenas incluidas en la película con la finalidad de contar mejor la historia o como un simple artificio para conseguir llamar la atención del espectador ya que el guión por sí solo no es capaz de hacerlo? Personalmente no me cabe duda de que, en esta ocasión se trata de la segunda opción. Aquí no se buscaba contar una buena historia ni de complementar la trama (para entender la pasión de las protagonistas no es necesario, por mucho que insistan los críticos, regodearse en unas tijeras de 6 minutos). Se buscaba impresionar al espectador, y es demasiado sencillo hacerlo enseñándonos sexo lésbico explícito. Es fácil impresionar mediante artificios de este tipo, tan fáciles, mucho más difícil es impresionar contando bien una gran historia o sugiriendo en lugar de mostrar.

Los comentarios están cerrados.