Kill ‘em all

Conversación de dos guionistas cualquiera en algún lugar del mundo.

– Tenemos que hacer otra serie.

– Vale, ¿qué tienes pensado?

– No sé. Pero el protagonista tiene que ser un tío. Que apenas estamos representados en cine y televisión. (sollozos, lagrimilla, tira su taza de café contra la pared…)

– Vale, pero tiene que haber una chica que, aunque no sea la protagonista, se meta en líos y tenga que ser rescatada por el hombre. (AU! AU!! AU!!!)

– Claro. Y que tenga buenas tetas.

– Por descontado. 

– También tiene que tener un mejor amigo que le comprenda, porque la tía puede ser importante para él, pero debe ocultarle las cosas que solo le cuentas a un colega.

– Claro… ¿negro o chino?

– No sé, tengo mis dudas. A ver si pueden encontrar a un negro con rasgos orientales y ojos azules. Así cubrimos un amplio espectro racial. Le llamaremos Roberto Mustafa Cherokee y todos contentos.

– Perfecto. Ya que hemos solucionado eso para que no nos llamen racista, qué te parece si metemos a un personaje homosexual. Una lesbiana por ejemplo.

– Claro. Más tetas.

– ¿Y qué hacemos si el personaje gusta?

– La matamos.

Y así chicas, es como se hacen la mayoría de las series y películas últimamente.

Las lesbianas están muy maltratadas en estas historias. Después de luchar contra viento y marea para que una relación con otra chica tenga lugar, resulta que en cuanto el personaje empieza a ser feliz, el guionista siente unas irrefrenables ganas de acabar con ella. Porque cuando una lesbiana supera los muchos obstáculos que se le presentan en la vida y logra superarlos, parece que ya no saben qué es lo que va después. Entonces lo mejor es matarla, total, ya ha tenido una vida plena, qué más quiere.

Se ha usado esa técnica con Maya en ‘Pretty Little Liars’, con Tara en ‘Buffy Cazavampiros’, con Dana  y  Jenny en ‘The L Word’, con Silvia en ‘Los Hombres de Paco’, con Cat en ‘Lip Service’ o con Cristina en ‘Tierra de Lobos’.

Todas recordamos a la joven Piper Perabo en ‘Lost and Delirious’. Que al final enfoquen al aguilucho volando felizmente no quita que la pobre Paulie acabe muy mal. Las alas metafóricas de la libertad no sirven mucho en estos casos.

También me viene a la cabeza la película ‘Eloïse’, con la muerte más estúpida de la historia del cine.

Alisha ha sido posiblemente la lesbiana que ha protagonizado la muerte más rápida gracias a ‘The Walking Dead’. Yo creo que a Tara y ella no les dio tiempo ni a darse besitos en el cuello.

Besa y muere.

Besa y muere.

A las lesbianas se nos pone a prueba a varios niveles con estas historias. En primer lugar nos tragamos guiones infumables porque años antes de que esa película o serie se haya estrenado, nosotras ya sabíamos que la estaban rodando (lo sabíamos antes que el guionista incluso). En segundo lugar porque seguimos la carrera de esa actriz desde que hacía anuncios de yogures y teníamos muchas ganas de verla en una película lésbica. En tercer lugar porque, sí, sabemos que la bollera muere al final, pero a lo mejor antes de morir logra regalarnos la escena de un beso con la chica que le gusta.

A paciencia nadie nos gana chicas.

Esta entrada fue publicada en Cine, Curiosidades, Pipol y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Kill ‘em all

  1. La mayoría de guionistas tiene un problema muy grande (junto al de no saber usar la lógica y la continuidad narrativa… Bueno, eso puede ser mi yo escritor con obsesión por esos detalles “sin importancia”, pero bueno xD). El día que exista una serie en una cadena generalista de televisión en abierto (o no) donde cuando la pareja de chicas/mujeres de turno acaba liándose (aunque hayan hecho falta torpecientas mil temporadas para llegar ahí) y los guionistas no sientan la necesidad de fastidiar el asunto de alguna manera, tal y como han hecho en Castle (por poner un ejemplo de una serie que sigo y donde a mi parecer han sabido llevar bien dentro de la historia la relación entre los protagonistas después de liarlos), creo que no me lo voy a poder creer xD. Pero por ahora, me parece que solo nos quedan las webseries… aunque muchas de estas son de pago😛

    Joer, que no todos los dramas tienen que acabar dramáticamente, que no tiene ese único significado x_D

  2. pandemonium dijo:

    El otro día escuché por la radio que si a los extraterrestres les diera por conocer el mundo a través de lo que difunden los medios de comunicación: noticias, cultura… creerían que en la Tierra el 85% son hombres y sólo el 15% mujeres.

    Enlazando con ello, es lógico que no sean capaces de hablar de lo que no conocen y, por tanto, nos ninguneen y desaparezcamos del mapa audiovisual.
    Al final, me van a obligar a pensar mal y creer que ese ingenio asesino forma parte de una estrategia disuasoria que, sirviéndose de un ejército de muertes crueles y esperpénticas (Silvia), deja bien clarito que sólo el amor verdadero/hetero debe triunfar por los siglos de los siglos y eso tan casposo de “en el pecado lleva la penitencia”.

    ¡Ay! si yo pudiera mandar un ataque telequinético a lo Carrie…

  3. littleparrot dijo:

    Helena Ramirez,

    Lo malo es que en estos casos el drama siempre ataca a las mismas y aún siendo comedia también. Recuerda ‘Los hombres de Paco’. Muy fuerte lo suyo.

  4. littleparrot dijo:

    pandemonium,

    Los pobres extraterrestres todo confundidos ellos. El 15% son mujeres y encima están para hacer bulto, crear problemas, dejar que las secuestren y en los mejores casos, comprase zapatos en la gran ciudad o cotillear en Wisteria Lane.

    Sobre lo que comentas de no ser capaces de hablar de lo que no conocen me has recordado a Miguel Ángel y su “ineptitud” a la hora de pintar o esculpir cuerpos femeninos (esos pechos limoneros) en comparación con los masculinos. Y tienes toda la razón, creo que ese es el eterno problema. Es curioso que sean capaces de informarse sobre tipos de enfermedades rarunas o procedimientos policiales y en cambio no muestren ningún interés en plasmar, no ya una relación entre mujeres, sino a una mujer simple y llanamente.

  5. The hunger dijo:

    …..es que lo de Alisha fue tremendo, esta claro que la introdujo el guionista suplente y cuando llego el titular dijo…..comoooooooo?? Bollofelicidad en el Apocalipsis zombi?? …tiro entre ceja y ceja.
    Fuera de bromas, cada vez que comienza una historia entre chicas me echo a temblar, y es que por mucho que guste la pareja, un desenlace dramático solo fastidia al 10%.

  6. Juli Gan dijo:

    El otro día vi la peli de moda “Ocho apellidos vascos”. Es del tipo coca-cola familiar: Mucha chispa al principio y sin gas al final. No pasaría el test de Bedchel. Los importantes son los personajes masculinos, los femeninos no pasan del segundo plano, aunque pueda decirse que hay una protagonista. Peli hecha por tíos. Podían haber hecho una peli gay y no se notaría.

  7. littleparrot dijo:

    The hunger,

    Sí, que lo que cabría esperar es que si alguien muere en un Apocalipsis zombi, lo haga siendo atacado por uno. Pero no, encima muere de la manera más tonta.

  8. littleparrot dijo:

    Juli Gan,

    En fin, que la película trata de una pareja, pero se centran en él y su colega. Muy bien. Es que las tías somos aburridas. Ya se nos representa perfectamente en “Sexo en Nueva York” con nuestros zapatos y nuestros líos con hombres de éxito.

    No sé si alguna vez habrás visto algún monólogo de humor alguna vez, pero casi siempre que tienen que hablar de una mujer se tratan tres temas básicamente: sus sentimientos a flor de piel, su obsesión por los zapatos y que siempre van al baño de dos en dos. Con esas tres cosas ya tienes chistes para rato y guiones para unos cuantos años. Es que somos tan simples…

  9. Pingback: Cantantes, modelos y columnistas | Los Misterios de Little Parrot

Los comentarios están cerrados.