Warrior Princess of Shield

“En la era de los antiguos dioses griegos, de los señores de la guerra y de los reyes… una tierra convulsionada clamaba por un héroe. Ella era Xena, una temible princesa forjada en el calor de la batalla. Poderosa, pasional, peligrosa. Su valentía cambiará el mundo.” 

Así empezaba yo esas mañanas de verano (me levantaba tarde, qué pasa), viendo ‘Xena: La princesa guerrera’. Una luchadora mortal que llevaba un sujetador de lo más robusto, que ya de por sí era un arma. Pero además portaba su Chakram autodirigido por control remoto (porque de otro modo no se entienden esos giros tan precisos y rápidos), su látigo que hacía chas-chas y su espada forjada a mano. Pero vamos, que si eso no era suficiente, la chica de cabellos oscuros y ojos claros pegaba hostias como panes mientras hacía su grito de guerra en medio de un triple mortal carpado con doble tirabuzón.

Pero había un aliciente más para ver la serie; su relación con la dulce Gabrielle.

Qué buenas amigas, cómo se ayudaban, que conexión tan fuerte tenían, cómo se preocupaban la una por la otra, qué miradas se echaban…

El subtexto de la serie pasó a ser texto. Era tan evidente que la relación de ambas era algo más que amistad que cualquiera podía darse cuenta.

Xena

‘Xena: La princesa bollera’

Puede que la serie le diera alguna que otra patada a la mitología griega, pero daba igual porque todo se compensaba con la presencia de una heroína y su ayudante (las protagonistas femeninas no estaban muy vistas hasta entonces), acción, humor, amor y esos paisajes neozelandeses tan bonitos, que al terminar el capítulo te daban ganas de coger un avión e irte a vivir allí.

Dicho todo esto, es lógico que Lucy Lawless se haya convertido desde entonces en un icono lésbico. La actriz disfrutó casi tanto como nosotras transformando ese papel de guerrera a secas en otro mucho más interesante junto a Renee O’Connor y, posteriormente sus guiños y sus detalles con los fans de la serie no han hecho más que aumentar nuestra simpatía hacia ellas. 

Tras interpretar a Xena, la actriz aceptó algún que otro papel relacionado con la homosexualidad, ya fuera pasiva o activamente (la agente Marybeth Duffy en ‘The L word’ o Lucrecia en ‘Spartacus’). El caso es que, al contrario de otras actrices, tanto Lucy como Renee O’Connor han abrazado el premio de icono gay con mucho gusto. Y si no, ojo al cameo de ambas en ‘Bitch Slap’ aquí o su participación en este anuncio de ‘Lez Chat’.

Pues bien, la última noticia es que, según informa TV Guide (y que una servidora ha leído a través de AmbienteG), la actriz formará parte del elenco de la serie de Joss Whedon, Agents of S.H.I.E.L.D.en la segunda temporada.  Su papel en la serie no se sabe aún, así como si su personaje pertenecerá a SHIELD o a HYDRApero hay que agradecerle una vez más a Whedon esa predilección por meter a mujeres fuertes en sus proyectos.

Esta entrada fue publicada en Series y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Warrior Princess of Shield

  1. Raquel dijo:

    Xena es todo un icono. Yo espero cada verano para ver si la ponen de nuevo😀

  2. Carla dijo:

    Ay! Yo tengo todas las temporadas de Xena y me han dado ganas de desempolvar los dvds.

  3. Nerea dijo:

    Esos pies de foto xDDD

  4. littleparrot dijo:

    Carla,

    Adelante. A mí me pasa eso a veces con Buffy y no me contengo.

  5. littleparrot dijo:

    Raquel,

    Ojalá repeticiones anuales en plan ‘Verano Azul’.

  6. littleparrot dijo:

    Nerea,

    Algún día de pereza extra por mi parte, reservaré un post a fotos y pies de foto únicamente.

  7. Nosu dijo:

    A mi me pillo ya matot cuandola daban y nunca la seguí, pero como buena bollera me hice con todas las temporadas y la empecé a ver compulsivamente hasta la tercera temporada… Por cosas de la vida la deje, pero sé que llegará el día que la retome hasta el último capítulo, que por cierto ya he visto

  8. littleparrot dijo:

    Nosu,

    Así somos todas. Consumidoras compulsivas de material bóller.

Los comentarios están cerrados.