Drink True Blood

Una de las series más mamarrachas de la HBO llega a su fin y entonces lloro.

True Blood’ está llena de escenas que no aportan nada pero que de algún modo puede causarte una carcajada. Por un lado no hay que tomarsela muy en serio ya que trata los temas con un humor ácido y burlón, pero por otro lado sí que hay que tomarse en serio que sea la serie con más audiencia de la HBO por detrás de ‘Los Soprano’.

A pesar de que en muchos momentos decaiga un poco, no sería justo decir que la serie no es original. Para quien no sepa de qué va, le hago un mini resumen muy rápido y veloz.

Los japoneses han conseguido sintetizar sangre humana artificialmente de manera que los vampiros ya no tienen que matar para sobrevivir, por lo que se muestran al mundo en todo su espledor. Desde ese momento formarán parte de la sociedad. Muchos no los aceptarán, otros se convertirán en vampirocuriosos que se mueren por acostarse con ellos, otros abrazarán la religión y los más asustados abrazarán las armas.

Cómo promocionar una serie de una manera simple y creativa.

Cómo promocionar una serie de una manera simple y creativa.

Es cierto que a veces la trama no hay por donde cogerla, que te pierdes con tanto ser extraño y que algunos personajes son aburridos pero a pesar de todo los ponen a hablar hasta que se les caen los dientes, momento que tú aprovechas para mirar el correo. Interpretaciones sobreactuadas dignas del peor culebrón, desnudos integrales que no vienen a cuento de cuerpos perfectos y mucho paleto que sirve de vez en cuando para hacer una crítica brillante que no te esperabas.

Además de Sookie Starkhouse, que al igual que en los libros es el centro de la historia, tenemos vampiros de todos los colores, cambiaformas buenazos, lobos hipermusculados con voz de enterrador, hadas cursis, brujas malvadas, brujos gafes, diosas, dioses, mesías, fanáticos religiosos… y todos viven bajo la misma luna en Bon Temps.

Bite me

La pupas, la Jessi y… simplemente Pam.

GOD HATE FANGS

A pesar de las críticas más conservadoras, la serie nunca se ha salido del camino y ha sido fiel a sus comienzos llenando sus guiones de comentarios políticos y tocando los temás tabú para los estadounidenses más patrióticos. Y no hablo solo de la guerra de Irak, el racismo, el uso irresponsable de las armas o del fanatismo religioso más hipócrita.

En un punto de la serie, un veterano de la guerra de Irak es acosado por un Ifrit (un espíritu malévolo del folklore árabe) que es enviado para vengar la muerte de una mujer sabia que murió por su culpa en Irak. Mientras tanto, un grupo de odio llamado ‘Los Obama’ (que usan máscaras del presidente) ha estado asesinando y aterrorizando a los seres sobrenaturales de la serie. Al mismo tiempo aparecen mega-iglesias financiadas por las milicias anti-vampiros.

Pero no solo el panorama actual tiene una versión con colmillos. Los vampiros son antiguos y por lo tanto han querido dotarles de historia. Al estar tratando un mundo en el que los vampiros existen, es lógico pensar que se les haya intentado dar más profundidad. De este modo, en un momento de la serie se nos dice que la Inquisición española era en realidad un montaje creado por vampiros que habían manipulado a la Iglesia Católica para proporcionarles un suministro constante de víctimas.

No sé por qué duda tanto Sookie cuando la mejor elección es Jessica.

No sé por qué duda tanto Sookie cuando la mejor elección sigue siendo Jessica.

TRUE BLOOD Y LA HOMOSEXUALIDAD

La serie, de una forma muy sutil introduce la aceptación del diferente, y por esa razón muchos la ven como un guiño a la homosexualidad. Los vampiros hasta cierto punto viven ocultos, se mueven por lugares en los que están cómodos (El ‘Fangtasia’ por ejemplo), no pueden casarse porque las leyes no lo aprueban todavía, se les tacha de enfermos y sufren ataques mortales de los más radicales y descerebrados.

Hay varios personajes homosexuales en la serie. Pam (que de paso lanza las mejores frases) deja claras sus preferencias desde el principio, Lafayette aunque quisiera no podría ocultarlo, Tara también se pasa a nuestro bando, Sophie-Anne Leclerq es uno de esos personajes que más echamos de menos por lo bien que se lo tenía montado y por esa frase en la que decía que no se acostaba con hombres desde que Eisenhower era presidente. 

Por otro lado, el actor Ryan Kwanten ha estado suplicando una y otra vez que le dejaran hacer alguna escena con otro hombre en la serie. Su momento llegó de la mano de un par de sueños en los que manifestaba todo aquello que solo hace con mujeres cuando está despierto.

El novio de Sofia Vergara, el mazizo más majo y tonto de la televisión y la lesbiana con camisa de cuadros

El novio de Sofia Vergara, el mazizo más majo y simplón de la televisión y el tipo que nos copia la estética a las lesbianas.

Pero no todo en ‘True Blood’ ha sido gay friendly. El actor Luke Grimes abandonó la serie el pasado mes de diciembre, y el papel que interpretaba tuvo que ser retomado por otro actor; Nathan Parsons. Su personaje en un principio tendría una relación con Jessica, pero posteriormente el personaje iría por el lado más moña de la vida y al parecer Grimes no se sentía nada cómodo interpretando a un personaje gay. A mí estas cosas me descolocan mucho, porque en cambió sí se sentía cómodo interpretando a un vampiro.

Han sido siete temporadas de ritmos muy acelerados en unos tramos y tremendamente lentos en otros, de críticas burlonas, personajes insoportables, charlas vacías y frases brillantes. La magia, lo sobrenatural, la alta carga sexual, el odio y el deseo unidos en un entorno polvoriento de camionetas cochambrosas, gorras sucias, bares viejos y costumbres primitivas dónde todo lo que sea diferente es atacado sin miramientos.

La serie creada por Alan Ball (‘Six Feet Under’, ‘American Beauty’) e inspirada en las novelas de Charlaine Harrisnos dejará el 24 de agosto tras su séptima y última temporada.

Esta entrada fue publicada en Series y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Drink True Blood

  1. Sandra dijo:

    No sé por qué duda tanto Sookie cuando la mejor elección sigue siendo Jessica.
    justa la fusta!! jaja
    una lástima que acabe pero ya iba siendo hora porque se estaba liando demasiado la serie.
    viva true blood😀

  2. littleparrot dijo:

    Sandra,

    Sí, ha tenido momentos muy pesados y va siendo hora de cerrar. Pero echaré de menos algunas cosillas que otras series no tienen.

  3. Dennis Lezeta dijo:

    A mi a pesar de que la serie tenía sus altibajos, sobre todo en cuanto a la trama, la disfrutaba por todos eso pequeños grandes detalles, guiños y demás. Echaré de menos ese sarcástico cartel de la intro que rezaba a las puertas de la iglesia: “God hate fangs”.

  4. littleparrot dijo:

    Dennis Lezeta,

    Me pasa lo mismo. Aunque era hora de acabarla voy a echar de menos algunas cosas.

Los comentarios están cerrados.