Homosexualidad Vikinga

Cuando alguien nos dice que la homosexualidad es algo nuevo que antes no existía, aparte de reírnos muy fuerte, siempre solemos sacar a colación el tema de la Antigua Grecia. Gastamos energía en hacerle ver a esa persona que la homosexualidad era algo que vivían con mucha naturalidad en esa época. A lo que en algún caso os contestarán que es que los griegos eran unos viciosos y unos guarros. Si no tienes una katana cerca simplemente huye de ahí por si la ignorancia es contagiosa. Que con los que ya hay tenemos suficiente.

Ya sé que es inevitable encontrar a gente que piensa que nos han echado una droga moña en el café y que no se para a pensar en que, el hecho de que se hayan callado bocas a golpe de guantazo o se haya invisibilizado algo utilizando la censura y la violencia, no significa que antes no existiera. Desde la literatura hasta la filosofía, desde las artes hasta las ciencias, desde el ejército hasta el clero. En todos los campos hemos encontrado restos de homosexualidad en mejor o peor estado de conservación. En cualquier época, en cualquier lugar y en cualquier nación.

Con la imagen que se nos da de los vikingos, no nos entraría en la cabeza que hubiese un solo homosexual entre sus filas. Que a los griegos ya se les veía venir con esas togas blancas que dejaban un pezón al aire y esas sandalias ibicencas de lo más trend casual. ¿Pero un vikingo? Si no hay nada más bruto que un vikingo.

v

Bueno, sí… lo único más bruto que un vikingo es una vikinga bollera.

Con una mentalidad pragmática y alejada de sentimentalismos, para los vikingos, la reproducción quedaba muy por encima de las necesidades y preferencias afectivas de los miembros de la comunidad. Lo primordial era que se casasen y se reprodujesen a ritmo superlativo para mantener intacto ese estilo de vida agrícola y pastoral. Cuantos más mejor, que esas verduras no se iban a recoger solas.

Por lo que he podido encontrar indagando un poco, la homosexualidad no estaba considerada como algo malo por los antiguos vikingos aunque tampoco es que le hicieran fiestas a los gays de la comunidad, ya que (en el caso de los varones) se pensaba que un hombre que se sometiera sexualmente a otro hombre haría lo mismo en otras áreas y sería un seguidor en lugar de un líder. La homosexualidad era usada básicamente como insulto por representar para ellos una actitud pasiva y no activa.

Un fuðflogi (hombre que huye del órgano sexual femenino) o una flannfluga (mujer que huye del órgano sexual masculino) eran personas que rechazaban el matrimonio y por lo tanto, seguramente no les hacía nada de gracia eso de intentar buscar descendencia por medio de métodos tradicionales. Pero como en otras sociedades antiguas, si procreaban podían tener relaciones homosexuales y no pasaba nada.

Y cuando pasa frio

Una flannfluga, dos flannflugas y un intruso.

No hay muchas referencias sobre el lesbianismo en la época vikinga, y las pocas que hay no dan a entender que una lesbiana fuera considerada homosexual, sino más bien una mujer algo lujuriosa (más o menos como tú). Posteriormente, en el Código Grágás (una serie de leyes de regulación creadas por la iglesia cristiana islandesa), se prohíbe a una mujer llevar ropa masculina, portar armas o cortarse el pelo como un hombre. Pero en cambio no se menciona nada sobre lo de acostarse con otras vikingas. O sea que podías ir estéticamente según lo acordado y luego zumbarte a la mujer del que había escrito este código sin problemas. Solo por joder.

Tras la implantación del Cristianismo las relaciones sexuales entre mujeres fueron condenadas por la iglesia aunque llevaran vestidos y el pelo largo. Los vikingos escandinavos pre-cristianos eran mucho mas tolerantes con la homosexualidad, pero tras asomar la patita la Iglesia Cristiana la homosexualidad fue prohibida y, además de imponer castigos, aportaron una visión demoníaca y maligna que atentaba contra las leyes de la naturaleza. Temed pecadores. El Ragnarök está cerca.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Homosexualidad Vikinga

  1. Anna dijo:

    Cómo lo sabes. Siempre recurro a los griegos para responder a tonterías de ese calibre, pero la verdad es que con esta gente termina dando pereza hasta conversar. Ni idea tenía de esta faceta de los vikingos y gracias a tu post he descubierto que soy una flannfluga de manual y que me he enamorado de la rubia.

  2. littleparrot dijo:

    Anna,

    Yo tampoco es que tuviese mucha idea de los vikingos. Me he puesto a curiosear un poco, pero sigo desconociendo mucho.

Los comentarios están cerrados.