Pits and Perverts

No sé si habréis oído alguna vez eso de que los homosexuales somos unos rancios que solo nos manifestamos en el Orgullo, que no nos importa nada más o que para qué manifestamos felizmente nuestro mariconeo cuando ‘hay cosas más importantes’ por las que salir indignados a la calle. Yo sí lo he oído. Qué de gilipolleces juntas. ¿no?

Es que se ve que si sales a una manifestación, no puedes salir a ninguna más. Una lucha por persona. No vayamos a ser acaparadores. Si eres homosexual, eres solo y únicamente homosexual. Ni se te ocurra ser nada más. Y el resto del año, bien guardaditos en un baúl.

Teniendo en cuenta que una vez me dijeron que para qué salía gente exigiendo la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, con lo que cuesta eso y total, los muertos que hay en las cunetas no se van a mover de allí (true story), he llegado yo solita a la conclusión de que la frase ‘hay cosas más importantes’ se aplica a todo aquello que no le afecte a uno mismo y por lo tanto, los problemas de los demás son secundarios.

30 años de diferencia.

30 años de diferencia.

De 1984 a 1985, el Sindicato Nacional de Mineros de Gran Bretaña se declaró en huelga. Una Margaret Thatcher muy subidita tras el éxito en la Malvinas, confiscó los fondos del sindicato nacional de mineros, inutilizando así el envío de donaciones para apoyar dicha huelga. Porque ella era así, muy chula y muy rebelde. 

El maltrato continuo a este gremio por parte de policía y gobierno, hizo que un grupo de activistas de la comunidad homosexual vieran similitudes y se sintieran reflejados como minoría. Liderados por el joven Mark Ashton, crearon el colectivo ‘LGSM’ (Lesbians and Gays Support the Miners) para recaudar dinero y así echar una mano a unos trabajadores de un pueblo de Gales.

El lugar en el que todo se coció.

El lugar en el que todo se coció.

Esta vez no se manifestaban por sus derechos, aunque seguían siendo agredidos, seguían siendo insultados y, por supuesto, seguían siendo discriminados. Esta vez no salían a la calle por ellos, ni para ellos. 

Tras una primera toma de contacto entre mineros y homosexuales, ambos bandos fueron superando prejuicios y desconfianzas para alcanzar una alianza entre los dos sectores. A pesar de que el colectivo ‘LGSM’ estaba allí para ayudar a una causa totalmente ajena a ellos, sufrieron algún rechazo. Los ataques, posteriormente, fueron dirigidos tanto a gays como a mineros por parte de policía, prensa y opinión pública.

Cuando alguien te insulta, lo tomas y te adueñas de ello.

Cuando un periódico te insulta, lo tomas y te adueñas de ello.

‘Pride’ es una película británica, escrita por Stephen Beresford y dirigida por Matthew Warchus, que nos habla precisamente de este momento de ayuda social, activismo, visibilidad y una de las luchas más emblemáticas que ha tenido la clase obrera en los últimos tiempos. En ella aparecen, entre otros, Imelda Staunton (Fingersmith), Dominic West (The Affair), Andrew Scott (Sherlock) o Bill Nighy (About Time).

j

El Orgullo Minero.

El film se ríe de los prejuicios y deja a un lado el desánimo y el pesimismo para centrarse en la unión de dos grupos tan distintos que es casi inconcebible que no rodasen cabezas.

Y el final… muy grande.

Esta entrada fue publicada en Cine, Curiosidades y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Pits and Perverts

  1. Skuld dijo:

    Yo creo que hay dos rasgos inherentes a cualquier ser humano, salvo honrosas excepciones. Una como tú dices es la de creer que los problemas de los demás no son importantes, al menos mientras no nos afecten. Otra es la de calificar a los demás por las personas que frecuente, ¿los abogados sólo se relacionan con abogados? y esta va relacionada con emparejarte con cualquiera con quien te vean dos veces seguidas. Y así nos va!!!! Menos mal que en todos lados hay excepciones.
    Un saludo.

  2. littleparrot dijo:

    Skuld,

    Totalmente. Simplificar a los demás es tendencia mundial, en fin que ya no nos sorprenden este tipo de cosas. Y supongo que el hecho de que cada uno se crea el organismo más complejo de todo el universo, también afecta a la hora de catalogar los problemas personales como los más importantes mientras los de los demás son minucias.

    Un saludo.

  3. Nosu dijo:

    no conocía esta historia, gracias

  4. littleparrot dijo:

    Nosu,

    Yo hasta que vi la película tampoco. Pero me ha parecido interesante🙂

  5. Juli Gan dijo:

    Vi la peli y era muy correcta (Un poco aburrida, pero la historia no siempre es una juerga. ¡Ojalá) Yo sólo conocía las sobradas de la Thatcher con los mineros galeses, los obreros ingleses y los antibritánicos norirlandeses, pero no esta curiosa historia. Darla a conocer ha sido todo un acierto. Bien por Pride.

  6. littleparrot dijo:

    Juli Gan,

    Es una historia muy curiosa. Yo no sabía nada de esto hasta que vi la película.

  7. pandemonium dijo:

    Par de horas que se pasan volando porque, además, también tiene momentos muy divertidos.
    Te deja con el emocionante mensaje de que, una actitud solidaria en la lucha por los derechos, merece la pena.
    Aunque, viéndola con perspectiva siento que, a día de hoy, tenemos el dudoso mérito de ser cada vez más individualistas. En parte, porque “a los de arriba” les interesa y lo fomentan.

  8. littleparrot dijo:

    pandemonium,

    ¿A que sí? Deja muy buen sabor de boca.

    Sobre lo del panorama que tenemos encima; muchas veces nosotros mismos tenemos la culpa de que los de arriba sigan arriba. Primero porque la gente se preocupa solamente por lo que ocurre a dos metros a la redonda y segundo porque hasta que no les toca de cerca no son capaces de movilizarse. Asimismo, debe ser un gran esfuerzo ir una vez cada cuatro años a echar un papel en una caja.

Los comentarios están cerrados.