Lesbianas Vintage

En ocasiones solemos pensar que los avances, de cualquier índole, conseguidos por la humanidad han sido desempeñados por grandes figuras de las que conocemos nombres, apellidos y si eran alérgicos a los cacahuetes.

Cada vez que alguien dice que Steve Jobs es la figura más importante del siglo XXI se me cae el alma al suelo y encima no han inventado un iRecogedor para poderla recuperar. Hace poco oí que lo comparaban con Tesla, Newton o Einstein y la carcajada que solté aún debe estar haciendo eco en algún lugar del universo. Los marcianos flipando están.

Los avances que consiguen el verdadero bienestar de la sociedad (no hablo de móviles más rápidos ni teclados que te calientan el Frappuccino mientras tuiteas chorradas), raras veces suele venir de alguien famosete, y mucho menos de un dirigente político. De hecho, los dirigentes políticos suelen ir por el camino contrario provocando retrasos de todo tipo en las sociedades que ocupan, bombardean, colonizan o esclavizan.

También es verdad que, para cambiar el mundo, no siempre hace falta jugarse el pellejo o ser una mente privilegiada.

Un avance social de los de verdad lo provocaron, por ejemplo, esas 40 personas que se plantaron en medio de la Plaza del Sol de manera espontánea el 15 de mayo de 2011. Y ese eco sí que se propagó a todos los rincones del mundo pidiendo algo muy sencillo; que a los del pueblo llano, si no era mucha molestia, nos trataran con algo de dignidad.

Otro avance social lo consiguieron otros cuatro gatos en los disturbios de Stonewall Inn. cuando, el 28 de junio de 1969, un grupo de homosexuales se cansó del acoso continuo por parte de la policía y se enfrentó a ellos con todo lo que hiciese daño. Y ahí nació el Orgullo Gay que dio paso a todos esos derechos de los que nadie se acuerda, porque es que ya no hace falta manifestarse y solo vais a montaros en una carroza y a provocar… ¡so frescas!

Pero también hay otros anónimos que, en un tiempo que apenas conocemos, tuvieron el coraje de ser como eran y mostrarse tal cual se sentían. Esta gente a lo mejor no acampó durante días en una concentración multitudinaria, ni se partió el jeto con unos zampadonuts con porra. Pero también aportaron su granito de arena con una simple foto.

Pareja

Chica mirando a novia mientras novia rememora momento clímax

Solo hay que pensar, que si en el siglo Steve Jobs (nótese el tono sarcástico) siguen pasando burradas, qué no pasaría en esa época de mentalidades rancias y asalvajadas.

a

Chica mirando a novia mientras novia se queda dormida por el cansancio post-polvo.

Muy claras tenía que tener las cosas esa bollerantigua para dar el paso e invitar a un té con pastitas a la chica que le gustaba.

a

Heidi y Clara antes de que Clara tuviese que ir en silla de ruedas.

Y muy segura tenía que estar la otra chica para aceptar. Aquello debía ser casi tan serio como casarse. Qué digo casarse… eso debía ser como adoptar un gato a medias por lo menos.

a

Novias besándose frente a la madre de Nelson Muntz.

Con lo que ya hemos encontrado la razón por la que las lesbianas se comprometen en las relaciones con tanta rapidez. Por culpa de nuestras ancestras.

a

Novias besándose, o par de irlandesas después de tomar un copaso.

Sin contar con el ‘qué dirán’ que años más tarde sigue persiguiendo a muchos homosexuales.

Girls in tight dresses. Who drag with mustaches.

♬ Girls in tight dresses, who drag with mustaches… ♪

En definitiva, lo que os quiero decir es que, todos ponemos nuestro granito de arena a la hora de educar a la sociedad. Que muchas veces, pequeños gestos se convierten en grandes movilizaciones y que normalmente no somos conscientes del poder que una sola persona tiene.

¡Pasad una buena semana!

Esta entrada fue publicada en Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Lesbianas Vintage

  1. Estas fotos son tan transgresoras que parecen irreales.
    Me encantan y no me imagino como sería la vida de esas mujeres. Y mira que he leído a Sarah Waters

  2. Anna dijo:

    Coincido con Nosu en lo de las fotos. Ver a esas mujeres, en esa época y yendo a contracorriente deja una buenísima sensación y a la vez resulta casi irreal. Valientes.

  3. littleparrot dijo:

    Nosu,

    Unas cuantas mujeres anónimas cambiando las cosas en tiempos no muy favorables 🙂

  4. littleparrot dijo:

    Anna,

    Muy valientes. Sí que dejan una sensación rara estas fotos, porque son antiguas pero ellas tienen actitudes que, en nuestra cabeza, solo atribuimos a nuestro tiempo.

  5. Anónimo dijo:

    Una vez vi también fotografías eróticas de los años 20 que chocaban mucho porque no pensamos que en aquella época hubiera gente a la que le gustara el sexo o se atreviera a enseñar la homosexualidad en fotos. Me gustan mucho más las que has puesto de parejas reales porque chocan igual pero de manera diferente al ser más real y menos pactado.

  6. Estela R. G. dijo:

    No puedo estar más de acuerdo. Muchas veces hace más ruido un gesto pequeño, el vivirse con naturalidad, que mil manifestaciones. Me ha encantado la entrada, “Little”, muy buena. :*

  7. Skud dijo:

    Nos olvidamos con mucha frecuencia de que ha habido épocas liberales y gentes de mente abierta. Si se las estudiara como lo que son, con todo lo que de positivo conlleva y no con el estigma de la permisividad, otro gallo nos cantaría. Puede que algún día aprendamos el significado real de tolerancia y lo apliquemos para educar mejores personas.
    Abrazo!!!

  8. littleparrot dijo:

    Anónimo,

    He visto alguna que otra foto de las que comentas. Quedan igual de artificiales que las de ahora, pero no por ello son menos curiosas.

  9. littleparrot dijo:

    Estela R. G.

    Muchas gracias. Y la de ruido que tenemos que hacer todavía🙂

  10. littleparrot dijo:

    Skud,

    Para mí tienen mucho mérito porque las consecuencias a las que se enfrentaban, sin tener que poner como escenario el tercer mundo, eran horrorosas. En esa época acabar en un psiquiátrico, por mucho menos, era de lo más normal. Ir a contracorriente y estar adelantado a su propio tiempo, ignorando tabúes y muros morales sí que hace a estas personas merecedoras de todo el orgullo que el ser humano pueda sentir por sí mismo.

Los comentarios están cerrados.