Cómo sobrevivir a esta noche

A estas alturas y aunque sea de refilón, el que más o el que menos ha visto ya unas cuantas películas de miedo y, por la cuenta que le trae, ya se habrá hecho su guía mental de qué no hacer en caso de que un maníaco, espíritu o monstruo con la boca llena dientes, intente asustarte primero y matarte después. Os dejo algunos consejos:

  • No seas negra/o: Si lo eres, mal lo tienes. Está demostrado que los personajes con la piel oscura duran menos en una película de miedo que una bollera en una serie de Ryan Murphy.
  • Lleva tu coche al mecánico: Si vas de excursión con tus amigos a un lugar que tiene pinta de estar lleno de cosas que matan, asegúrate de que tu coche está en buen estado porque, cuando tengas que salir huyendo, te costará arrancarlo. Mejor prevenir que curar.
  • Si el asesino entra por la puerta de tu casa, no subas las escaleras: Parece una tontería, pero piensa que no vives en un dibujo de M.C. Escher y que las escaleras en algún momento acabarán, el asesino estará detrás de ti y cuando te encuentres acorralada frente a una bonita pared verás tú qué gracia.
  • Nada de sexo: Los asesinos en serie suelen ser muy tiquismiquis con estas cosas y a la que alguien se pone a guarrear, les entra una envidia muy mala y se ponen a matar gente como si no hubiera un mañana.
  •  Nada de separarse: Si tenéis claro que hay un asesino suelto y alguien dice que es muy buena idea separarse, que se separe él, por tontaco.
  • No hagas preguntas estúpidas cuando estés sola/o: Si ya han matado a unos cuantos amigos y te da por bajar al sótano, no te pongas a decir eso de ‘¿hola? ¿hay alguien hay? ¡si es una broma no tiene gracia!’. Más que nada porque si después de ver a tus amigos destripados piensas que todo es una broma es que te mereces morir.

Como ya sabéis, porque lo he dicho alguna vez, las pelis de miedo me dejan en estado de shock y luego no soy capaz de dormir porque por la noche los muebles crujen más. En fin que lo que yo haría sería pegarme como una lapa a la que tiene pinta de que va a sobrevivir. Suele ser una mujer joven y guapetona, que aunque lo pase mu malamente durante toda la película, al final se salva.

Pero entiendo que con los nervios que suele causar que te quieran matar con una motosierra, olvides todos estos consejos y prefieras ir decidiendo qué hacer sobre la marcha. Os cuento lo que suelen hacer normalmente las que sobreviven:

Sidney Prescott

Esta se lo monta bastante bien. Su truco es buscarse un nutrido grupo de amigos y esperar a que se los carguen uno a uno. ¿Que el objetivo es ella? Pues sí, pero qué más da. Lo suyo es ir colocando a tus amigos lemmings delante para que cuando el tío del cuchillo quiera matarte, ya esté lo suficientemente cansado, le fallen las fuerzas de tanto apuñalar y tú puedas huir victoriosa haciendo la croqueta.

- Hola. ¿Quieres ser mi amigo? - Pues casi que no.

– Hola. ¿Quieres ser mi amiga?
– Pues casi que no, bonica.

Laurie Strode

Puede que te toque lidiar con un pariente algo tocado del ala. Eso es bueno y malo. Es malo porque las cenas familiares deben acabar peor de lo normal. Pero es bueno porque si ya conoces modus operandi de tu hermano, es posible que sepas cómo salirte con la tuya y a lo mejor puedas hasta sobrevivir.

Michael

Claro… si le quitas sus juguetes a tu hermano, qué esperas.

Ripley

Un poco de inteligencia y valentía te puede ir bien si tienes que verte las caras con un bicho bien feo con nosecuantas bocas y nosecuantos dientes. No es que la inteligencia te sirva para jugar al ajedrez con él, pero a lo mejor logras engañarlo y mandarlo a pastar aunque a ti te dé por ir en bragas en una nave espacial.

Intimissimi outta space

Intimissimi outta space

Buffy Summers

Ser algo atlética y pegar buenas patadas también te puede salvar de un apuro cuando te apetece dar paseos nocturnos por cementerios llenos de vampiros. Si eres ‘la elegida’ a lo mejor lo tienes más fácil incluso, pero lo suyo es ir cargada de estacas bien afiladas y estar siempre alerta.

Buffy la de la serie, por supuesto. Borremos de nuestra memoria la película raí nao.

Buffy la de la serie, por supuesto. Borremos de nuestra memoria la película rai nau.

Amanda Young 

Si no puedes con el malo, únete a él. Puede que no sea la mejor solución, pero sí que es una solución que te permitirá seguir respirando.

Hola, te traigo este El síndrome de Estocolmo

De Estocolmo te traigo este bonito síndrome.

Jay Height 

También puedes elegir una de las tácticas que ya conoces y modificarla un poco para darle tu toque personal. Esta chica, tras recibir un bonito regalo postcoital, aprovecha que es mona y todo el mundo le dice sí, para pegarle una especie de enfermedad venérea a to cristo, y así intentar salvarse ella.

Pues yo

Follow me suavemente y ya verás lo que te pasa.

En fin que ya sabéis. Si no sobrevivís esta noche es porque no queréis.

Esta entrada fue publicada en Cine, Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Cómo sobrevivir a esta noche

  1. dentharvey dijo:

    Pobres negros, siempre se llevan lo peor y encima los primeros. Ya va siendo hora de que Spike Lee haga un slasher como venganza

  2. littleparrot dijo:

    dentharvey,

    Pues sí. El único que recuerdo que dura un poco más, es el de la película ‘Candyman’. Y solo dura más porque ya viene muerto de casa.

  3. Nerea dijo:

    Yo también haría el sacrificio y me juntaría a la de ” It Follows” xD

  4. littleparrot dijo:

    Nerea,

    Esa debe ser la genuina ‘Muerte por kiki’ de la que hablan en Futurama.

  5. Mortimer la nuit dijo:

    No sé cómo he venido a parar aquí pero me gustaría hacer un comentario al margen del tema en cuestión.Hece unos meses se mudaron a vivir al lado de mi casa una pareja de señoras(después resultó que era sólo una con su compañera eventual).No soy muy sociable: buenos días, buenas tardes y adiós. Mi hija me dice que debo de “aprender” a convivir , bueno….El hecho es que dejaba las bolsas de basura en el pasillo, justo en su puerta y a treinta centímetros de la mía, le dejé una nota en tono supereducado, rogándele que no dejara la basura .Un día, que casualmente estaba algo bebido, pegó en mi puerta y me dijo que si yo había sido el autor de la nota , le dije que sí, entonces montó en cólera y me dijo de todo, excepto maricón.Le cerré la puerta y se mosqueó, ahora sí, de una manera brutal:Psicópata, drogadicto,cerdo,”..que vive solo porque quién va a querer a ese tío” una verdadera y autentica hija de la gran puta.A partir de ese día no solo dejaba las bolsas de basura sino que, a menudo, dejaba airear sus repugnantes y diminutas zapatillas.
    He llegado a la conclusión que confundió mi parquedad vecinal con un gesto de rechazo a su condición sexual y la verdad es que me importa una mierda, no sólo su condición sexual sino su vida en particular y las vidas de todo el barrio en general.Intento llevar la mía sin joder a nadie y me topé con una mujer con miedo.Creo que fue eso, gracias.Me gusta mucho lo que escribes.

  6. littleparrot dijo:

    Mortimer la nuit,

    Mortimer… hijo mío. Te acompaño en el sentimiento porque no hay naíta más chungo que tener vecinos locuelos. Bueno sí… tener unos vecinos casi 4 años con obras. Pero de eso ya hablaremos otro día.

    Sí que es verdad que hay gente que va por la vida con las uñas sacadas. También hay gente un tanto cochina que deja la basura en la puerta para compartir olores, como buenos vecinos que son. Y por desgracia, la amabilidad vecinal tampoco entiende de orientación sexual. En fin que digamos que has tenido muy mala suerte y me parece a mí que te has llevado la medallita de vecino homófono, sin ser tú nada de eso. El consejo de la tita Little Parrot es que coloques en tu balcón una bandera LGBTI de 2×4 metros a ver si la cosa se suaviza un poco.

Los comentarios están cerrados.