La tercera en el noticiero

La primera puñalada vendría por parte de nosotros mismos.

Seguro que has escuchado muchas veces a alguien decir eso de que una mujer a la que le dan una paliza, lo permite porque se ha visto atrapada en una mala relación desde muy joven, porque no ha recibido una buena educación, porque no ha tenido el apoyo de su familia, porque le va la marcha, porque no se valora a sí misma, porque no tiene manera de escapar de ese monstruo con el que vive, porque en realidad está mejor con él que sola, porque a mí eso no me pasaría jamás, porque a la primera bofetada que me diera le pego una patada en los huevos que se los pongo de corbata.

Además de señalar con el dedo acusador a la víctima, para variar, todo eso es muy fácil decirlo. Pero amiga, nada viene de sopetón, el proceso de anulación de una persona lleva su tiempo, y siento decírtelo de esta manera, pero le puede pasar a cualquiera. Incluso a ti.

a

Nada justifica la violencia

La segunda puñalada vendría cuando te das cuenta de que no perteneces al grupo de los privilegiados, y aunque pertenecieras a él, tampoco estarías fuera de peligro.

Nos han metido en la cabeza que ahora todo el mundo es clase media. Si tienes empleo, tele y coche, sonríe porque eres de clase media. Si os dais cuenta, han eliminado eso de ‘clase trabajadora’ porque recuerda a esos sucios obreros de la revolución industrial. Como ahora te sientas en una oficina y no te manchas de carbón, has ascendido a ‘clase media’ sin ser tú nada de eso. Ahora los pobres son únicamente esos que van recogiendo chatarra por los contenedores, son esos que se mueren en la puerta del hospital o esos que duermen en los bancos. A nadie le gusta admitir que no lleva una vida sobresaliente, en fin que nos conformamos con el cinco raspado y nos autoconvencemos de que somos clase media y, por lo tanto, hay cosas que jamás nos ocurrirán a nosotros. Siento joderte el día, pero la clase media hace ya mucho tiempo que se desvaneció. Hay gente asquerosamente rica, pobres y pobres de solemnidad. Y no. No eres intocable.

Amber Heard es actriz, bisexual, activista LGBT y acaba de denunciar agresiones físicas por parte de Johnny Depp. Ella no es de clase baja, él tampoco, ella no depende de él económicamente, él tampoco de ella, ambos tienen trabajo, carrera, familia, amigos y digamos que el dinero no es un problema. Amber no entraría en ese grupo en el que la gente suele colocar a una mujer víctima de un abuso machista. No es una Begoña a la que su Ramón le pega una paliza cuando viene borracho del bar. Aún así, el ‘carismático’, ‘excéntrico’ y ‘talentoso’ Johnny Depp supuestamente le cruzó el otro día la cara usando su iPhone para no hacerse daño en la mano. Tal es así que el juez Carl H. Moor le ha concedido a Heard una orden de alejamiento para que Depp no se acerque a la actriz. Como pequeña curiosidad, hay que remarcar que Depp intentó pagar por el silencio de Heard en cuanto se enteró de que iba a ser denunciado. Por un módico precio, aquí no ha pasado nada.

a

Y nada justifica esto

Y la tercera en el noticiero.

Y claro que es muy pronto para saber qué ha pasado, y claro que hay que hablar de supuestos aunque haya un ojo morado. Por eso vamos a esperar y a fijar la vista, no en el hecho en sí, sino en cómo tratan los medios de comunicación este tipo de noticias. Porque ahora observaréis, que sin aún saber detalles sobre las causas de divorcio y lo que pasó posteriormente, hurgan, manipulan, desvían y atacan señalando a Amber Heard como causa de todo este mal. Sí. La del ojo morado.

Y es entonces cuando sabes que ha llegado el momento para que los medios se revuelquen en su propia mierda. Es entonces cuando toda la podredumbre, toda la desinformación y todos los prejuicios que un periodista puede tener, salen a la luz en vivos colores y fuente helvetica para hacer daño sobre daño. Es entonces cuando se justifica lo injustificable.

Nos encontramos titulares llenos de homofobia, bifobia, clasismo y machismo que colocan el foco sobre ella para intentar desviarlo de él.

¿Qué habrá hecho Amber Heard para que el bueno de Johnny Depp pierda los nervios?

Para empezar a tomar contacto con un periodismo que da miedo, tenemos esto:

s

Podrían haber mejorado el titular poniendo: ‘Bi$exual Wi£€’

El articulo comienza justificando las adicciones del actor, que ‘aunque no es alcohólico’, a veces ‘funciona mejor con unas cuantas copas’. Después siguen hablando de él y solo de él, con una mini-biografía en la que se habla de la superación personal del actor y de lo mucho que ha luchado para mantenerse limpio. Luego prosigue con un año de matrimonio que iba haciendo aguas por todos lados y con lo desmejorado que se le ha visto estos últimos meses saliendo ante las cámaras con ‘el pelo graso’ y todo (¿y cuando no?). Y encima, la bisexual, cazafortunas y sin corazón, Amber Heard, va y le pide el divorcio tres días después de que su madre muera. Pero es que además va y le denuncia. Por un ojo morado. Seguro que lo hace por la pasta. Pobre Johnny. 

Luego tenemos esto otro:

a

Pues a no ser que sus lesbian friends le marcaran la cara y luego le culparan a él
para joder el matrimonio, la respuesta es NO

Aquí se centran básicamente en la homofobia y la bifobia. El articulo comienza hablando de que el pobre Depp tenía que aguantar a las amigas bolleras de su mujer. Después añade que ‘Amber Heard , de 30 años, nunca ha renunciado a su bisexualidad, y puede haber condenado su matrimonio con Johnny Depp’.

Analicemos esto, por favor, que me está dando un ataquito:

  1. A la bisexualidad no se renuncia. Se es bisexual siempre. Que una persona bisexual esté con un hombre no la convierte en heterosexual, al igual que, al estar con una mujer no se convierte en lesbiana.
  2. El hecho de ser bisexual no condena a un matrimonio automáticamente.
  3. Lo que condena a un matrimonio es que uno de ellos vaya marcando caras con móviles de última generación.

El artículo continúa con que Depp tenía mucha paciencia y que Amber no dejaba de ver a sus amigas desviadas aunque a él le repateaba los higadillos.

Y por último, le ponen un lazo de colores a todo diciendo que todo son ventajas, ya que los hijos del actor no eran muy fans de Amber y que en realidad todo el mundo sale ganando, porque si la jugada le sale bien a la actriz, se llevará un buen trozo de la fortuna de Johnny Depp.

Y por último tenemos esto:

a

Vaya… y a lo mejor hasta se lava el pelo

Porque no hay mal que por bien no venga y ahora uno de los buenorros de Hollywood está de vuelta en el mercado. Sí amiga. Si antes no te atrevías a tirarle la caña a este bombón porque Amber estaba siempre por medio y nunca os dejaba a solas, este es tu momento. Si siempre has querido arrimar cebolleta con el muso de Tim Burton, ahora que la viciosa se Amber está fuera de su vista, puedes intentar un movimiento atrevido. No pierdas tu oportunidad porque es un partidazo. Ya has visto lo temperamental y fuerte que es.

En serio que esta clase de cosas me hacen perder la esperanza en la humanidad. Porque esto no queda aquí. Una cantidad indecente de fans justifican al actor. He llegado a leer cosas como ‘a mí no me importaría que Johnny me pegara’ o ‘se lo perdono todo porque es un crack’ sin que falte algún que otro ‘esa zorra miente’.

‘Esa zorra miente’ es la frase que la sociedad suelta justo después de pedir desde Cuñadolandia que, para que esto no pase tan a menudo, las víctimas deberían darlo a conocer. Ánimo. Da a conocer lo que te ha pasado para poder decir que mientes. Seguro que en realidad te has caído por las escaleras.

Pero hay cosas mucho más horribles que esas. Lo que llega a salir de algunas cabezas es sorprendente.

Desde un ‘es lamentable que peguen a chicas tan guapas’ (que se mueran las feas), hasta un ‘ella le maltrata psicológicamente (porque es bisexual y él lo pasa muy mal) y él le maltrata físicamente, muy mal los dos’, pasando por el ya famoso ‘si se ha casado con él por dinero y ahora hay hostias, que se aguante’.

Además de toda esta cantidad de guano mental, en el momento en el que pasa algo así, la gente piensa que el famoso acaba de destrozar su carrera por violento. Pero no es así. El tiempo pasa, los contactos vuelven y los éxitos acaban tapando toda esta porquería mientras que la que queda marcada para siempre es la que ha sufrido el abuso.

Un detalle sin importancia; Kesha, que sufrió continuos abusos sexuales por parte del productor Dr. Luke, ha tenido que dejar su carrera. Dr. Luke no solo no ha ido a prisión, sino que sigue con su carrera con el apoyo de Sony, como si nada hubiese pasado.

Otro detalle sin importancia; tras la paliza que Chris Brown le dio a Rihanna en 2009, todo el mundo manifestó su repulsa hacia el cantante. Pues bien, ahora mismo es un ejemplo de cómo la sociedad es capaz de perdonar cualquier cosa. No solo ha seguido con su carrera, sino que ese palizón se convirtió en una forma de promoción nunca antes vista.

La violentos atacan desde cualquier lado, y para muestra una caja repleta de botones.

Esta entrada fue publicada en Pipol y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La tercera en el noticiero

  1. Raquel dijo:

    Escalofriante Little. Haya pasado lo que haya pasado lo que está claro es que ella no está disfrutando con esta situación. Las fotos que has enlazado en el coche no las había visto y me han dejado rota. Me enteré ayer de la noticia y no daba crédito. Estamos hablando de Johnny Depp ni más ni menos. Un ídolo de masas y mío personal que ha durado décadas y que siempre ha fascinado por su sensibilidad. Pero luego ves ese ojo morado y ese intento de ocultarlo todo a golpe de cartera y huele tan mal. Pero lo que huele peor es a la parte de los medios de comunicación. Cuánta incultura y cuánta falta de profesionalidad. Buen post como siempre.

  2. pandemonium dijo:

    Pues sí, famoso y ‘adorable’ a raudales pero mira, al fin y al cabo, una muestra más de lo transversal que esta lacra social.
    Duele en el alma leer ciertas reacciones de la gente, incapaces de ponerse por un segundo en el lugar de la víctima, pero eso sí, a él, le llueven todo tipo de justificaciones.

    Es clamorosamente tendencioso el trato proclive a culpabilizarla, por parte de los super periodistas (misóginos) hollywodienses.
    Pero claro, pobre Johnny, si realmente le ha soltado un guantazo, (uno, que se esté denunciando), a Amber y, por ello, ya le han puesto una orden de alejamiento temporal… (dudo mucho que un juez tome esa medida a la ligera), se debe a que el hombre se ve desmejorado, apenas sonríe en las fotos últimamente y ella, (como buena bisexual), ‘seguro que se iba con cualquiera a la primera de cambio’ y todo el mundo sabe que eso pone de los nervios a cualquiera (acomplejado)… y es normal que hubiera tenido un pequeño desliz si iba un poquito ‘perjudicado’.
    Pero oye, que está superpreocupado con toda esta inmerecida infamia y por eso se ha ido a tocar con su banda a Portugal.

  3. littleparrot dijo:

    Raquel,

    Sabemos que tenemos un gran problema, cuando la propiedad privada traspasa la barrera de lo racional y la gente empieza a pensar que otro ser humano le pertenece y además, la opinión pública lo acepta. Escalofriante es poco.

  4. littleparrot dijo:

    pandemonium,

    Y no solo los periodistas y fans descerebrados y misóginos, sino también esos coleguitas que, sin que se lo pida nadie, están declarando abiertamente lo majo y lo buena persona que Johnny es. Dan a entender que un tipo que es de lo más amable en público, no puede darle una hostia a su pareja en un momento determinado. Vamos… como viniendo a decir que a todos los agresores se les ve venir de lejos porque se comporta de manera agresiva con cualquier persona y en cualquier lugar.

  5. Nerea dijo:

    Han sacado fotos presentadas en el juicio de ella con el labio partido y el ojo morado, ha dicho que no es la primera vez, ha dicho que en caso de ganar la demanda lo donará íntegramente y que ella no necesita ni quiere su dinero, pero aún así van saliendo amiguetes diciendo que Depp es un gran colega. Es absolutamente ridículo.

  6. littleparrot dijo:

    Nerea,

    Pues el mismo asquito me dan los que agreden como los que les defienden.

Los comentarios están cerrados.