Tokenismo

También conocido como ‘el principio de la Pitufina’, es la práctica de incluir a un elemento minoritario en un grupo mayoritario, sin que tenga ni de lejos el mismo poder que el resto de componentes.

Llevando el ejemplo al reparto de una serie o película de ahora y de siempre, por lo general, o todo el elenco es masculino (12 Angry Men, Reservoir Dogs, Master and Commander, Lord Of The Flies, The Great Escape, Black Hawk Down, Saving Private Ryan, 20,000 Leagues Under the Sea, The Thing…) o se organizan según este principio Pitufino. Un, dos, tres… responda otra vez; La Pitufina en ‘Los Pitufos’, Kanga en ‘Winnie-The-Pooh’, Peggy en ‘Los Teleñecos’, Romy en ‘La vuelta al Mundo de Willie Fogg’, April en ‘Las Tortugas Ninja’, Bonnie en ‘El Coche Fantástico’, Leia en ‘Star Wars’, Gamora en ‘Guardians of the Galaxy’, Black Widow en ‘The Avengers’, Sue Storm en ‘Los Cuatro Fantásticos’ y un larguísimo etcétera.

Pitufinas

Pitufinas con armas

Normalmente, además de la baja representación, casi simbólica, se suele recurrir al estereotipo para representar a estas minorías. Si se trata de dibujos animados, coged a una de las ardillas del bosque, cascadle un lazo y seguid a lo vuestro porque ya estamos más que representadas en esa historia. ¡Que estáis todo el puñetero día quejándoos!

En el mejor de los casos, el papel del personaje femenino no estará conectado al resto de personajes por lo que su relevancia será relativa y sin él la trama sigue su curso. En el peor de los casos, el personaje femenino será un elemento decorativo. Y con decorativo, me refiero al significado casi literal de la palabra, ya que estaríamos ante un claro ejemplo que cumpliría la única regla del ‘test de la lámpara sexy’, en la que sustituyendo a las mujeres de la película por lámparas sexys, la historia sigue funcionando (‘Transformers’, ‘El gran Gatsby’ o ‘Superman: The man of steel’). En el caso en el que la lámpara sexy no sea un personaje bien construido (¿para qué?) pero en algún momento de la historia sea portadora de información importante, Kelly Sue DeConnick, la creadora de este test, pasó a llamarlo ‘test de la lámpara sexy con un post-it’. Al menos nos queda el humor.

Soy Lois, la novia del hombre de acero, y vengo con un post-it muy importante.

Soy Lois, la novia del hombre de acero, y vengo a entregar un post-it muy importante.

Lo que queda patente es que, de este modo, se ofrece una visión simple, limitada y sin matices de lo que se supone que es una mujer, mientras que al mismo tiempo se establece lo masculino como la norma y lo femenino como la excepción o una rareza.

El tokenismo también podría aplicarse a la representación LGBT. En muchos casos vemos que al representarnos hacen un uso desmesurado de rasgos estereotípicos, planos y sin sustancia. Esos personajes suelen estar ahí tan solo por su orientación sexual y no afectan a la trama al quitarlos. Por ejemplo, en ‘TeenWolf’ tenían un personaje negro y un personaje gay y cambiaron a ambos personajes por un personaje que era negro y gay. Es un 2×1 en toda regla. Tienes a dos minorías ‘representadas’ por el precio de una.

Solo les falta un cartel con un ‘a mí no me mires que yo ya he cumplido’. Como cuando a los alcaldes de una ciudad se les exige un tanto por ciento de zonas verdes y con toa su cara dura nos dicen que los hierbajos que hay en el carril por el que pasa el tranvía, se considera también parque para disfrute y gozo de los ciudadanos. ¡Pues ahí te vas a tumbar tú, espabilao!

Si prestáis un poco de atención al panorama que tenemos por delante, nos colocan un personaje LGBT  y, ya puede estar en medio de un apocalipsis de tiburones alienígenas que escupen zombies vampíricos, que su única razón para seguir viviendo será encontrar a otro personaje LGBT del que se enamorase sí o sí, porque estando las cosas tan chungas tampoco nos vamos a poner exigentes.

Lesbianas solitarias buscando el amor.

Lesbianas con cara de circunstancia buscando el amor en entornos heterodesolados.

Fijaos si está fuera de la norma que mujeres o personas LGBT sean protagonistas de historias, que en cuanto aparece una película, ¡UNA! entre mil en la que se decide prestarnos un poco de atención, los que siempre han ocupado el puesto privilegiado de verse representados, se llevan las manos a la cabeza, ponen el grito en el cielo y se dan golpes en el pecho cual plañidera hipersensible. Incluso en algunos casos, ‘nos mandan a la cocina’ diciendo que las mujeres o personas LGBT nos limitemos a salir en historias de temática femenina o moñer según el caso, pero que no salgamos en pelis ‘normales’, porque les estropeamos la historia. Ya hemos visto las reacciones con la última de los ‘Cazafantasmas’, que se ve que era de temática machuna sin yo saberlo y hemos llegado nosotras a joderlo todo con nuestros estrógenos.

No hace mucho, algunos jugadores machomachotes se quejaban de que no eran capaces de  jugar al ‘Horizon’ porque se les caía el pene y no se sentían identificados con Aloy, la chica protagonista del juego.  Supongo que en ese caso también tendrán problemas con meterse en la piel de Ellie en ‘The Last of Us’. ¡Aja!, en cambio con un erizo azul de un metro que busca anillos no han tenido este tipo de problemas. Entiendo.

O a lo mejor su problema son la nieve, los arcos y las flechas, ¿quién sabe?

O a lo mejor su problema viene por la nieve, los arcos y las flechas, ¿quién sabe?

Charlize Theron mía, dame paciencia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine, Curiosidades, Series. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Tokenismo

  1. María dijo:

    Y digo yo, no puede pasar también que en muchas ocasiones nos conformamos, que como consumidores tenemos la opción de elegir y nos quedamos en lo fácil?
    Abrazo!!!

  2. littleparrot dijo:

    María,

    Que no debemos conformarnos, es seguro. Que debería haber un abanico de posibilidades mucho más amplio, es una realidad. Y que no deberían quejarse por “demasiada representatividad femenina” cuando sale una Imperator Furiosa, una Rey o unas Cazafantasmas, es evidente.

    Un abrazo!

  3. una mas dijo:

    ande andas little parrot? Se te echa de menos 😦

  4. littleparrot dijo:

    una mas,

    Sigo aquí, pero no me da la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s