Gipsy

Ahí tenemos a Netflix.

Ese ladrón de almas y, sobre todo, ladrón de horas de nuestras vidas, que nos da placer y ansiedad a partes iguales. Por un lado nos ofrece series y por otro estrena todos los capítulos de sopetón. Es un poco como las pantallas avanzadas del Tetris, en las que las piezas bajaban demasiado rápido como para que el ojo humano las pudiera distinguir mientras que la musiquilla no ayudaba a concentrarte y te ponía de los nervios. ¿Qué haces con tanta pieza? ¿Dónde están los huecos? ¿Qué haces con tanto capítulo si lo que te faltan son horas de vida en las que poder encajarlos?

¿Que si hay serie nueva en este canal? Por supuesto. Se llama ‘Gipsy’ y no es por nada, pero las comparaciones son odiosas. Mientras Netflix cuenta con Naomi Watts para esta nueva producción, nosotros tenemos ‘Los Gipsy Kings’. Que sí, que seguro que estas familias gitanas tan famosas dejan momentos memorables. Pero como que no es lo mismo.

‘Gipsy’ cuenta la historia de Jean Holloway, una psicóloga de Nueva York que tiene una buena vida en la que no le falta de nada. Buen sueldo, buen casoplón, marido, hijo y seguro que también tiene uno de esos exprimidores cromados con pinta de nave espacial en la cocina. ¿Qué es lo que falla? Pues chica, que las personas necesitamos tener proyectos para no aburrirnos. Si lo tienes todo hecho y solucionado, ¿qué haces el resto del día?, ¿pintar un autobús de naranja y recorrerte todo el país diciendo que los niños tienen pene y las niñas vulva? No, hombre. Si quieres joder a alguien para ponerle sal a la vida, jódete tú mismo, que te tienes más cerca y ya hay confianza.

Si la vida te da pacientes…

Pues bueno. En este caso Jean opta por zumbarse a sus pacientes y pacientas. ¿Es ético? No mucho ¿Debería un profesional de este calibre traspasar esa barrera? Seguramente no. Pero la buena de Jean no piensa escuchar nuestras opiniones porque para eso es una profesional con un titulillo que cuelga de la pared (seguramente conseguido en Harvard o Yale) y sabe lo que hace. En fin que, quita, que tú no sabes.

La iluminación roja en audiovisuales siempre indica peligro y/o acción chica-chica inminente.

El elenco lo completan Billy Crudup (Alien Covenant), Sophie Cookson (The Huntsman: Winter’s War), Lucy Boynton (Murder on the Orient Express), Karl Glusman (The Neon Demon), Melanie Liburd (Dark Matter) y Poorna Jagannathan (The Circle).

Tienen previsto estrenarla el 30 de junio y constará de 10 capítulos.

Os dejo aquí el trailer de la serie con un juramento que Jean Holloway no piensa cumplir:

‘Siempre proveeré un entorno seguro y de confianza a mis pacientes.
Permaneceré objetiva en mis relaciones personales.
No violaré los límites físicos con mis pacientes.
Y nunca haré ningún daño.’

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Series y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s